Travestir la poesía: Plástico Cruel (1992)

Por Julio Villafañe

Sbarra crea una fauna atrevida, auto-marginada, extra moral.

Como un (no tan) ficticio registro de la vanguardia cultural de los 90 argentinos, en Plástico Cruel conviven desde casas de empeño, que son fachadas para otros intercambios; hasta Luz verde de neón, que son la señal que habilita esas transacciones; como la pluma de Sbarra habilitaba estas criaturas de la nocturnidad, que son un refugio al progreso del capitalismo noventoso que invadía el país y la región.

Rompiendo toda norma, en el Plástico mundo encontramos una ecología bohemia de tertulias poéticas en baños públicos, un elogio a la pereza combinada con el consumo de sustancias, y una rienda suelta al deseo en formas que hacen estallar los tabúes morales y éticos de las sociedades occidentales.

Plástico Cruel es una obra que revienta los géneros. Absurda, delirante, grotesca. Invita a la libertad que sus mismos protagonistas viven.

Travestis poetas que viven para y por el deseo, la carne que no descansa, las clases que se cruzan y desnudan en todos los sentidos. 

Un punto en común atraviesa a toda la obra, una búsqueda del sentir, del ser, que desconoce barreras horarias, diurnas, morales, culturales y hasta de estilo.

Una prosa travesti, delincuente, cocainómana, que habita los márgenes de la literatura nacional, rescatada en los últimos años en los que revisitamos el camino para poder construir uno nuevo que escape a tanta pantalla y formatos que se venden con consumidores que cotizan en likes y retweet.

Descarga aquí “Plástico Cruel” (1992) de José Sbarra.

José Sbarra (1950-1996) Escritor, poeta y dramaturgo argentino. Iniciándose en el género infantil, escribió también poesías, obras de teatro. Su versatilidad lo llevó desde Billiken hasta la Playboy Argentina, y trabajó en programas de televisión como Para crecer, conducido por Gigliola Zecchin, y El show de la vida, conducido por Héctor Larrea.

Entre sus obras más conocidas se destacan Obsesión de vivir, Marc, la sucia rata e Informe Sobre Moscú.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *