AISLAMIENTO Y POLÍTICAS PÚBLICAS: ¿Cómo enfrentan la cuarentena las travestis y trans en Argentina?

Por Claudia Vásquez Haro

En estos momentos de crisis global por el COVID-19 y, desde que se anunciaron las medidas de prevención por parte del Gobierno Nacional, mi teléfono celular no paró de sonar. Más de 600 travestis y trans de todo el país se comunicaron para activar, una vez más, una red de contención basada en la solidaridad y en políticas comunitarias de cuidado que hemos ido construyendo a lo largo de los años, para hacer frente a la falta de políticas públicas.

Esta experiencia de resistencia se acumuló durante los cuatro años del macrismo. Una vez más la organización colectiva demostró que es el único modo de articular el reclamo al Estado por la falta de respuestas inmediatas en torno a la emergencia que viven las travestis y trans en nuestro  país.

Este es el caso de Gisela Tapia, una joven trans platense de 23 años que abandonó la prostitución desde hace 1 año y medio por considerarlo un lugar nocivo que la afectaba física y emocionablemente. Hasta hace poco se dedicaba a juntar cartones y materiales reciclables en las calles, con un carro que tiraba de forma manual.  Vive en las afueras de La Plata, en el barrio de Los Hornos en un terreno fiscal,  sobre las vías de un tren.

“Estoy preocupada porque no tengo para comer, no puedo salir con mi carrito, a la calle no queremos volver, está muy jodida no es como antes, nos matan y piensan que todas vendemos drogas, si vendiéramos droga no viviríamos así”, comento Gisela.

Su casa es un solo ambiente de piso de tierra, tres paredes de madera y una  de plástico. No tiene agua potable, ni tampoco baño y  cocina con carbón en el patio de su vivienda. Cuando llueve la situación se torna aun peor, sus pertenencias se mojan y su vivienda queda rodeada por agua, quedando aislada. Si hace frio no tiene como calefaccionarse y suele enfermarse con frecuencia. No tiene D.N.I y no estaba al tanto de las políticas de emergencia del gobierno nacional.

Conocí a Gisela, a traves de Nicole Ruiz una trans, amiga y vecina, quien me contactó por  facebook, preocupada para decirnos que necesitaban ayuda. Desde OTRANS ARGENTINA,  pudimos alcanzale algunos alimentos no perecederos, que le llega a la organización,  a través de la Red de Migrantes y Refugiadxs en Argentina.

Nicole también atraviesa una situación compleja, tiene dos hijos, le practican diálisis y mantiene a su familia con una pensión que recibe por discapacidad. Sus condiciones habitacionales también son precarias, estos casos no son aislados y cobran vital importancia en relación al trabajo territorial que realizan las organizaciones de la sociedad civil, donde el Estado casi nunca llega.

A su vez Nicole dijo, “ser travesti y pobre es estar expuesta a que la policía te criminalice. A mí me allanaron la casa más de cuatro veces buscando drogas y prófugos, solo por ser pobre,  travesti y vivir en una casilla”.

[TAL VEZ TE INTERESE: Políticas de cuidado trans- comunitario]

La cuarentena obligatoria que rige en el país, ha puesto en agenda una vez más que somos una de las poblaciones que enfrenta mayores riesgos. Según datos relevados por la Liga LGBTIQ+ de las Provincias y las 18 organizaciones nucleadas en la Convocatoria Federal Trans y Travesti Argentina (CFTTA) , alrededor del 90% de las feminidades  travesti y trans tiene a la prostitución como único medio de subsistencia. Esta economía de subsistencia se coarta por esta medida de alcance nacional, poniendo en riesgo la posibilidad de pagar el alquiler de una habitación y de poder comprarse los alimentos día a día. Esto se complejiza en el caso de las compañeras travestis y trans migrantes, quienes en la mayoría de los casos no cuentan con un D.N.I. para poder ser beneficiarias de algún subsidio estatal. 

Las organizaciones  de travestis y trans nucleadas en la Convocatoria Federal Travesti Trans de 18 provincias de Argentina, relatan que cada día la situación se complejiza. “Nos piden que nos guardemos por 14 días pero no tenemos alimentos, no tenemos para pagar nuestros alquileres. Como vamos a tener una salud cuidada, sino tenemos lo mínimo indispensable, no se puede hablar de salud y cuidado si no tenemos una vivienda digna. Si no tenemos comida en nuestros estómagos”, manifestó Ivanna Aguilera, activista trans cordobesa y Vicepresidenta de la CFTTA.

Por este motivo, las organizaciones de la sociedad civil, tanto a nivel nacional como provincial, confeccionaron listados para que se entreguen alimentos para las compañeras. Sin embargo, la ayuda a algunas provincias del país y localidades de la provincia de Buenos Aires aún no llegó. Se priorizó la asistencia en Capital Federal, pero es insuficiente. Jem Rodríguez, coordinadora de  OTRANS Argentina filial CABA, dijo “La ayuda está llegando selectivamente, nosotras aún seguimos esperando, tengo el teléfono explotado por más de 80 compañeras que esperan un bolsón de alimentos. El Presidente de la Nación se mostró preocupado por nuestra realidad, dijo que  habían incluido ocho mil personas travestis y trans para ser beneficiaras de programas sociales, pero la medida posiblemente tarde alrededor de tres meses. Mientras tanto el hambre no espera”, sentenció la lideresa.

El Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio decretado el pasado 20 de marzo, no hace más que visibilizar la deuda histórica que tiene el Estado Argentino con una de las poblaciones más vulnerables del planeta. Esta radiografía que vive la comunidad travesti y trans en la actualidad, plantea un gran desafío, no se resolverá a través de políticas cosméticas. Solo podrá revertirse en la medida que el Estado sancione la Ley de Inclusión Trans y Travesti, Lohana Berkins, presentada por tercera vez en febrero de este año a través de la diputada Gabriela Estévez. Para que en casos de emergencias como el que acontece en este momento, nuestra  comunidad tenga los mismos derechos y herramientas que cualquier ciudadano común, para afrontar y garantizar sus necesidades básicas de subsistencia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *