Al grito de “Puto de mierda” atacaron a un vecino de Ensenada

Diego Lizarraga había advertido a sus vecinos que los denunciaría por violar la cuarentena .

Por Gonzalo Carranza y Aradia Garcia

En el día de ayer, Diego Lizarraga fue atacado en la localidad de Ensenada, de manera violenta por sus vecinos al intentar denunciar que uno de los hijos de éstos, recién llegado de Brasil, estaba violando el aislamiento social preventivo y obligatorio decretado por el avance del COVID-19, que tiene en vilo a la población Argentina.

El matrimonio de adultxs mayores y su hijo habrían reaccionado con mucho odio por la orientación sexual de Diego, según el mismo pudo comentar, ya que no hubo de su parte más que solo una recomendación a respetar el aislamiento por el bien de todos.

En diálogo con SUDAKA TLGBI, Diego aseguró que ”El lunes pasado yo fui a hacer trámites al centro de Ensenada y veo a Ezequiel, el hijo del matrimonio recién llegado de Brasil, en la cola del Banco Nación junto a los jubilados. Después lo volví a ver en la puerta de su casa con la sobrina que estaba andando en bicicleta, y lo veía entrar y salir con el auto como si nada”, sentenció el estudiante de medicina.

Asimismo, a lo largo de la entrevista cuenta que en los días posteriores él se cruzó con Ana, la madre de Ezequiel y que, a lo largo de la conversación, el da a conocer su preocupación respecto a la libre circulación de su hijo. En ese momento, él le dice “Mira Ana, si él sigue saliendo y no cumple la cuarentena voy a tener que denunciarlo porque nos está exponiendo a todos”, señaló. Como así también agrega que “En ese instante ella comienza a agredirme y me dice: ´y vos quién sos, quién te crees´, y cambia su tono de voz”, aseguró.

Según la víctima, esta conversación transcurrió el día miércoles de la semana pasada (dos días antes de la aprobación del Decreto 297/2020), y el pasado domingo, se perpetuó el hecho de violencia y las amenazas hacia su persona.

Lizarraga relata que a la tarde del día de ayer dejó salir a su perro a la calle hasta  que Ana, desde la vereda de enfrente, comienza a propinarle insultos “puto de mierda, te vas a morir degenerado, ojala te mueras”. En ese momento, intenta mediar con calma todo el hecho, hasta que es increpado por el marido de ella y que, acto seguido, le enviste dos piñas y le dice que “te metiste con mi mujer”, sumándole que en dicha mano tenia una nudillera de acero.

Diego tuvo que entrar a su domicilio y esperar que la situación se calme para poder ir a radicar la denuncia a la Comisaría Primera de Ensenada donde también pidió una perimetral, y que se les notifique a sus vecinos que no pueden acercarse a él ni a su domicilio. Para finalizar, expone que es la primera vez que sufrió una situación así, donde se ve envuelta su orientación sexual: “Trabajo de guardavidas y a pesar de eso nunca me habia pasado algo así. Acá en mi barrio todos me aprecian, tengo una vida normal. No creo que el encierro tenga que ver, porque ellos no cumplieron la cuarentena hasta ayer. Por lo que estuve averiguando son gente violenta. También tengo pensado comunicarme con el INADI para ver qué herramientas tengo disponibles”, finalizó.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *