CHACO: “Somos productorxs de conocimiento, no somos objetos de estudio”

Por JulioVillafañe

Productorxs de una memoria que se está reconstruyendo por el relato de les miles y miles que día a día, semana a semana, noviembre a noviembre, toman las calles del país y llenan de orgullo el espacio público.

Así ocurrió ayer en Resistencia, Chaco. Por noveno año consecutivo, con orgullo y conciencia militante histórica, las disidencias renovaron el trabajo que cada año permite a todas las organizaciones programar y llevar adelante cada marcha, en cada provincia del país.

La marcha comenzó en plaza 25 de Mayo, y culminó en Plaza España. Previo a este día, se realizaron diversos encuentros y conversatorios en los que se apuntó a visibilizar y contextualizar lo que luego sería leído en el documento final.

Durante la semana tuvieron lugar distintas actividades: taller de murga, taller de teatro, proyección de productos audiovisuales, y talleres de gráficas más conversatorios referidos al rol del Estado, y acceso a la salud y educación para la disidencia sexual. Todo esto, en consonancia con la consigna de este año:

Somos productorxs de arte, como una foto de una persona trans que sufre la censura por mostrar su sexo.

Somos productores de poesía, como las que se leyeron luego del abrazo, al finalizar la marcha.

Somos productorxs del conocimiento de nuestrxs cuerpxs, que nos permite seguir exigiendo un real cumplimineto del acceso a la salud integral y reclamar al Estado que sea garante del acceso a este derecho conquistado.

Somos productorxs del orgullo, y de nuestra lucha, del deseo de nuestras libertades, como decía Jáuregui.

Somos productorxs de nuestra memoria, por los 30.400 desaparecides, por las organizaciones LGBT+  que resistieron a la última dictadura cívico militar del país y, por les compañeres desaparecides. Por todes quienes hoy tenemos el deber de reconocer qué es lo que se vino haciendo, para que hoy podamos estar caminando sobre un sendero medianamente transitable, como dijo a esta agencia Ursula Sabarece, de Furia Travesti; quien también remarca, la importancia de la participación de la juventud en la marcha y en la militancia en general.


Resistencia en el  nombre, en la calle y en los cuerpos

En lo referido a las próximas conquistas, Dalex Gallozo, entrevistade por SUDAKA TLGBI, mencionó la importancia de que el Estado cumpla con la Ley de Educación Sexual Integral, por las infancias diverses, niñeces trans, y también por la formación necesaria para ser tomades en cuenta en el mercado laboral formal del cual, la mayoría las personas disidentes, son excluidas. También admitió la necesidad de  reclamar la urgente reparación del sistema de salud público, para que las personas positivas accedan a los medicamentos y tratamientos de manera gratuita, eficaz y, en tiempo y forma.

Asimismo fue bandera el derecho a una vida plena, digna, la cual no se separa de la lucha por el respeto de los Derechos Humanos y, en este sentido, durante la lectura del documento final, se hizo mención de las Madres y Abuelas de Plaza de Mayo, inagotable modelo de lucha y militancia.

También se realizó un llamamiento a la apertura de un espacio de construcción interseccional con las comunidades originarias para atender, entender, y comprender la situación de las personas disidentes dentro de ellas. 

La marcha finalizó con el festival disidente en plaza España, no sin antes mencionar la expectativa que genera, el cambio de gobierno a nivel nacional, el 10 de diciembre próximo. Una expectativa que alimenta y recarga esa militancia que solo quiere que no nos sigan matando. Basta de travesticidios, femicidios. Basta de tanto odio! Queremos dejar el mensaje de que podemos construir una sociedad libre e igual, desde el amor y el respeto, como también dijo a esta agencia Ursula.

Resistencia se abrazó y la disidencia entera siente ese abrazo que, entre tante compañere que nos arrebataron, recuerda y pone en valor la historia de esas mariposas militantes que son la guía y la fuerza desde la que seguimos construyendo, y transformando esta humanidad que ya no queremos ser. Desde la poesía, desde la murga, el arte, las universidades, el Estado. Ya no siendo objetos de conocimiento, más sino, productorxs de nuestro propio orgullo.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *