Con una multitudinaria convocatoria se llevó a cabo el “Banderazo Federal y Plurinacional”, por el cupo e inclusión laboral travesti y trans.

El “Banderazo”, se llevó a cabo en la Plaza Congreso y en las principales plazas de diferentes ciudades de Argentina, para pedir la sanción de la “Ley de Promoción del Acceso al Empleo Formal para Personas Travestis, Transexuales y Transgénero “Diana Sacayán – Lohana Berkins”. La iniciativa fue Impulsada por la Campaña que integran la Convocatoria Federal Trans y Travesti de la Argentina, el Frente Orgullo y Lucha y la Liga LGBTIQ+ de las Provincias. De la actividad también participo la diputada del Frente de Todos Mónica Macha. 

Por Matías David Rodríguez para SUDAKA TLGBI

Eran las 17 horas del día de la convocatoria y en Plaza Congreso, de Capital Federal, se dieron cita Claudia Vásquez Haro, presidenta de la Convocatoria Federal Trans y Travesti de la Argentina; Marcela Tobaldi presidenta de la Asociación Civil La Rosa Naranja e integrante del Frente Orgullo y Lucha y diferentes activistas y referentes del movimiento travesti y trans de Argentina: Say Sacayán, coordinadore del Movimiento Antidiscriminatorio de Liberación (M.A.L.); Florencia Guimaraes, integrante de “Furia Trava”, Alma Fernández, entre otres. 

De esta manera, y en simultáneo a otrls puntos del pais, frente al Congreso de la Nación se desplegó una bandera humana gigante, con los colores de la diversidad sexual. El objetivo consistió en demandar al Estado Nacional que el proyecto se trate en las próximas sesiones extraordinarias programadas hasta el 28 de febrero.  Recordemos que  el pasado 8 de octubre ya había sido ingresado con un amplio apoyo parlamentario y la aprobación en las Comisiones de Mujeres, Género  y Diversidad en conjunto con las de Legislación de Trabajo y de Presupuesto y Hacienda.

Al ritmo de “Si señora, queremos cupo ahora” y “Aquí está, la resistencia trava”, flameaba la bandera gigante que se desplego frente al Congreso, mientras cientos de militantes, pedían por la inclusión laboral para el colectivo travesti y trans. 

Las organizaciones convocantes, solicitaron al presidente de la Cámara de Diputados Sergio Massa, y a los presidentes de los principales bloques parlamentarios, Máximo Kirchner (Frente de Todos), Mario Negri (UCR) y Cristian Rirondo (PRO) que dispongan el tratamiento del proyecto de Ley de Cupo e Inclusión Laboral Travesti Trans. En este sentido, destacaron que este proyecto “es resultado de un amplio proceso de debates y aportes, en los cuales participaron cientos de organizaciones travestis, trans y LGBTI+ de todo el país, a través de las reuniones informativas convocadas oportunamente y contó con el apoyo transversal de diputados y diputadas de todos los bloques parlamentarios”.

Una de las lideres del movimiento, Claudia Vásquez Haro, quién también preside la organización de la sociedad civil OTRANS ARGENTINA afirmó: “este, es un momento histórico, donde una vez más estamos en esta plaza emblemática, donde al escuchar a mis compañeras, no puedo dejar de ubicar siempre la historia, para tener viva la memoria del colectivo travesti y trans de la Argentina, y que es el resultado de un trabajo enorme de  las tres coaliciones: el Frente Orgullo y Lucha, la Liga LGBTIQ+ de las Provincias y de la Convocatoria Federal Trans y Travesti de la Argentina”. 

Y continuó: “Este es el resultado de una madurez política de nuestro colectivo, que construyó esta unidad a través de los modos de organización social y política. Las compañeras que nos precedieron y que muchas ya no están: Lohana, Nadia y Diana, tuvieron muchas veces solas, ante un sistema patriarcal y heteronormativo”, destacó la referente y promotora de los Derechos Humanos del colectivo travesti trans migrante del país.

“Sabemos que esta casa debe sancionar, en el lapso de unos días, nuestro proyecto, porque es el Estado el que nos persiguió, criminalizó y es el que debe reparar e incluir, a nuestro colectivo porque desde el mismo, se legitimó prácticas que hicieron que no se nos vea como fuerzas productoras de trabajo”, puntualizó.

 

Por su parte,  Marcela Tobaldi, integrante del “Frente Orgullo y Lucha”,  dijo que “el trabajo es el eje central de la vida de todas las personas, es un derecho que históricamente nos fue negado por nuestra identidad de género a las personas travestis y trans“. Al tiempo que agregó: “Los procesos democráticos nos fueron otorgando derechos, como el reconocimiento a nuestra identidad de género en el año 2012 y el acceso a la salud integral; hoy, después de 9 años de lucha de todo el movimiento travesti trans, estamos pidiendo que se trate en el recinto este proyecto, que es urgente”. 

En esta misma línea Say Sacayán, se refirió a que “estamos acá, una vez más, pidiendo una ley de cupo e inclusión laboral, por la que venimos laburando hace un montón de años de la mano de nuestra queridísima compañera Amancay Diana Sacayán. Una ley por la que ella trabajó cada ítem, y que la construyó paso a paso teniendo en cuenta las necesidades que atravesaban a cada una de las compañeras en sus territorios”. 


Con el decreto N° 721/2020, no alcanza 

El cupo e inclusión laboral travesti y trans para la administración pública nacional quedó instituido por decreto 721/2020 el 4 de septiembre pasado, constituyéndose en una de las principales políticas afirmativas de derechos desarrolladas durante el primer año de gobierno de Alberto Fernández y Cristina Fernández en materia diversidad sexual, que se inscribe en el camino trazado por el “Matrimonio Igualitario y la “Ley de Identidad de Género”.

Sin embargo, el decreto no tiene la misma fuerza que una ley y, además, existen varias diferencias que hacen necesaria la ley. Por ejemplo, el proyecto “propone que el certificado de antecedentes no sea requisito para que las personas TLGBINB accedan a un puesto de trabajo”, a diferencia del decreto.

Según estadísticas, la gran mayoría de las personas travestis y trans cuentan con antecedentes penales, vinculados a actividades económicas de subsistencia que tuvieron que cometer como la única forma de sobrevivir. Por lo que este tema, no puede ser ajeno a la ley. 

Además, agrega que “el Banco de la Nación de la República Argentina debe promover líneas de crédito con tasa preferencial para el financiamiento de emprendimientos productivos, comerciales y/o de servicios, individuales o asociativos, destinados específicamente a personas solicitantes travestis, transexuales y transgénero”, mientras que el Decreto no contempla financiamientos para el sector privado.

El proyecto también invita a las Universidades Nacionales a adherirse a la normativa, y emplear a personas de la comunidad travesti y trans. Y también a determina incentivos a las empresas del sector privado para que se adhieran al cupo e inclusión laboral.

En este sentido, quién también intervino en la jornada del sábado fue la diputada del Frente de Todos Mónica Macha, presidenta de la comisión de Mujeres y Diversidad de la Cámara Baja. Al respecto, decía “estamos en una instancia donde nos queda muy poco para avanzar y obtener la media sanción en diputados. Necesitamos la ley por dos cuestiones fundamentales: una, para dar la estabilidad al Decreto, que tenga una trascendencia a las diferentes políticas y a los diferentes gobiernos; y otra, porque es un logro político para el colectivo travesti y trans”. 

Y enfatizó: “Estamos haciendo un recuento de votos, tenemos unas dificultades con algunos diputados y diputadas de Juntos por el Cambio. Estamos haciendo un trabajo para asegurar que cuando el proyecto llegue al recinto, tenga la media sanción. Nos interesa discutirlo con los votos necesarios, estamos cerca, por eso estamos en esta instancia, pero será ley mas temprano que tarde”. finalizó la Diputada. 

Una voz que recorrió toda la geografía del país

Además de la plaza frente al Congreso en la Ciudad de Buenos Aires, el banderazo se realizó en las ciudades de Resistencia (Chaco), Rawson (Chubut), Córdoba, Corrientes, Paso de los Libres (Corrientes), Victoria (Entre Ríos), Formosa, General Pico (La Pampa), Santa Rosa (La Pampa), La Rioja, Mar del Plata (Buenos Aires), Mendoza, Posadas (Misiones), Neuquén, Allen (Río Negro), Salta, San Luis y San Miguel de Tucumán.

Desde Córdoba, Thiago Galván, integrante de la “Liga LGBTIQ+ de las provincias”, indicó que “El trabajo, es la puerta para acceder a una ciudadanía plena y al reconocimiento de nuestra existencia, la cual no se acaba con tener un DNI. Queremos elegir nuestros proyectos de vida y gozar de los derechos que nos corresponden”. Y agregó: “Es hora que el Estado, reconozca y tenga en cuenta el valor de nuestra calidad de vida”. 


En la misma línea, desde la ciudad de Resistencia, Úrsula Ximena Sabarece, integrante de la “Convocatoria Federal Travesti y Trans de la Argentina”, comentó que “Es sumamente importante tener esta herramienta a nivel nacional como orden público, para que las provincias que no la tienen, puedan contar con esta tan ansiada ley de inclusión. Teniendo en cuenta que siempre encontramos obstáculos para poder acceder a una oferta de empleabilidad, lo que dificulta poder tener un proyecto de vida”.

Desde Posadas, Dana Abigail Valiente, quién también integra está Coalición junto a otras referentes del movimiento travesti y trans de 18 provincias del país,  consideró: “La inclusión laboral es una deuda histórica que tiene el Estado con nuestro colectivo. Por lo que implementar esta política, significará perder menos vidas humanas”. Y agregó: “Creo que este paso, implicará seguir por este proceso de construcción histórica de nuestro movimiento. Es muy importante que se apruebe este proyecto, que se reglamente y que sea un tema de agenda de esta gestión de gobierno en el ámbito nacional”. 

Finalmente, Claudia Vásquez Haro, desde el Congreso de La Nación, dijo que “era imposible pensarnos como doctoras, ingenieras o abogadas, pero, sobre todo, tener un trabajo en condiciones formales. Porque acceder al mundo del trabajo como eje ordenador, implica que cada una de nosotras y nosotros pueda desarrollar una vida digna en igualdad de condiciones. Por eso, una vez pedimos ¡Cupo e Inclusión travesti y trans, ahora!”.  

La Ley que lleva los nombres de las históricas líderes fallecidas, Diana y Lohana, determina que los tres poderes del Estado nacional deben adoptar como medida de acción positiva, un cupo laboral del 1% destinado a personas travestis y trans. Implementar políticas públicas tendientes a lograr la efectiva inclusión laboral de las personas travestis trans en el sector privado, a través de estímulos fiscales y el apoyo a proyectos productivos de la economía popular travesti trans, con el fin de promover la igualdad real de oportunidades.

Desde la Campaña por el Cupo y la Inclusión Laboral Travesti Trans destacaron que la sanción de la Ley cobra aún más relevancia en el contexto actual de pandemia, ya que agravó las condiciones de exclusión y violencia histórica y estructural que atraviesa la población travesti trans que requiere ser atendida de modo urgente.

Es por ello que, luego de la decisión del presidente de la Nación, de incluir este proyecto en las sesiones extraordinarias “apelamos ahora al compromiso con los derechos humanos de las diputadas y los diputados de la Nación, para comenzar a revertir décadas de violencia y discriminación hacia las personas travestis y trans”, manifestaron desde un comunicado. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *