Consuelo Herrera: “No vamos a parar hasta que América sea transfeminista”

Consuelo Marianela Herrera, de 29 años, es la nueva delegada del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI) en Mendoza. Desde el organismo, comunicaron que tiene amplia trayectoria en el trabajo con sectores populares, particularmente con la comunidad LGTTIBQ+ de la provincia. Es estudiante de Trabajo Social de la Universidad Nacional de Cuyo y militante travesti-trans de la agrupación Corriente por la Libertad, la Igualdad y el Kambio (CLIK), donde realiza trabajo territorial en barrios populares sobre la temática de diversidad sexual y feminismos. Además, durante la pandemia, se dedicó exclusivamente a la comunidad travesti-trans, uno de los sectores más golpeados de la sociedad y cuyas condiciones, en contexto de pandemia, se profundizaron y agravaron por la falta de políticas públicas específicas. SUDAKA TLGBI pudo hablar con la flamante funcionaria sobre la situación económica actual, los derechos que todavía faltan por conquistar y sobre sus expectativas frente a este nuevo desafío: “Ya era momento de que una trava empiece a ocupar esos espacios de poder”, declara. Además, recordó a Lohana Berkins, en un nuevo aniversario de su partida.

Por Christian García para SUDAKA TLGBI

Consuelo Herrera dice estar muy emocionada y muy feliz. “Esto fue algo esperado durante mucho tiempo y por un montón de personas. Ya era momento de que una trava empiece a ocupar esos espacios de poder para incidir en las políticas públicas que tratan este tipo de situaciones que tienen que ver con la discriminación”, señala. Si bien remarca que desde el organismo y la militancia se encuentran condicionades por la situación del Covid-19, sus primeros pasos deberán ser desde la virtualidad con la organización de foros, mesas virtuales y campañas de prevención. Sin embargo, “siempre hay que tener en cuenta que hay muchas personas que no cuentan con las herramientas para poder estar presentes en estas situaciones, así que hay que buscar una manera de poder llegar a esos lugares, a esos espacios donde las personas no tienen acceso a la información”.  

El año pasado, decidió profundizar su militancia con el colectivo travesti-trans. “La verdad no es nuevo. Es de público conocimiento que la mayoría a lo que puede alcanzar en su trayectoria de vida es una situación de prostitución”, comenta la nueva delegada del INADI. De esta manera, con la primera fase de aislamiento, muchas personas trans dejaron de prostituirse y su situación económica se complejizó mucho más porque, al no tener ingresos económicos, “quedaron con una precariedad absoluta”. Consuelo afirma que esto se sabía que iba a pasar, pero que desde la militancia a veces no se cuenta con las herramientas necesarias para poder abordar la situación. De esta manera, debieron generar muchas instancias de articulación con muchos espacios para incorporar a las compañeras a programas de trabajo para que puedan contar con ingresos fijos. “Luego se articuló con organismos el tema de los módulos alimentarios. Eso fue muy necesario porque con eso pudimos calmar a corto plazo la necesidad de la alimentación de las compañeras”, dice. Luego, agrega: “Claramente las principales necesidades son muy evidentes y es algo que se discute a nivel nacional y es el acceso al empleo formal. Lo demás lo podés resolver, como el acceso a la vivienda, a la salud, a la educación. Pero si estás en un contexto de extrema vulnerabilidad ¿Cómo vas a acceder a las otras cuestiones?”

En cuanto a la coyuntura actual de la conquista de derechos de la comunidad travesti-trans en Latinoamérica, Consuelo señala que hay países ubicados más hacia el norte, como Perú y Bolivia, que son más conservadores en relación a las diversidades. “Pero no es imposible porque como latinoamericanas estamos rompiendo con ese modelo, esa relación con la colonialidad para poder escribir nuestra propia historia y de esa manera poder hacer como una reivindicación de derechos”. Y continúa, “Latinoamérica está en un proceso de constante actualización, de aprendizaje y de nuevas construcciones políticas, ideológicas y prácticas. La situación de Latinoamérica está empezando a tomar otro rumbo. No vamos a parar hasta que América sea transfeminista. América tiene que ser feminista y transfeminista”, expresa.

En cuanto a la intención del Gobierno Nacional de incluir en el debate el Cupo Laboral Travesti-Trans, señala que la voluntad está y que lo único que queda es hacer el trabajo territorial para que diputades y senadores “aprueben en el Congreso el proyecto de Cupo e Inclusión Laboral Travesti-Trans. Tiene que ver con escuchar al pueblo, a esas maricas, a esas travas, a esas lesbianas. Generar políticas públicas que se den dentro del marco de las necesidades actuales”, declara.

El viernes pasado, participó junto a Florencia Guimaraes, Agustina Ponce, Yamila Millanao, María Pía Ceballos, y con la coordinación de Romi la Torta, de un ciclo debate en conmemoración al aniversario de la partida de Lohana Berkins: “Tuvimos una charla todas a punto de llorar. Me sentí tranquila y en compañía con todas las compas porque todas estamos en la misma sintonía recordando a Lohana. Fue como un lindo momento”. Además, señala que de Lohana no aprendió únicamente conceptos como qué es ser una travesti, ni su postura abolicionista, si no también el hecho de “cuestionar todo el tiempo los contenidos colonizados que terminan condicionando nuestra identidad y nos empujan a decir, a través de sus voces, lo que nosotras sentimos y qué es lo que somos”. Para la nueva referenta del INADI, su desafío más grande es tejer. Tejer con amor en un montón de espacios. “Somos el reflejo del trabajo que hizo Lohana a lo largo de toda su trayectoria como militante y referente del colectivo travesti-trans. Vernos ahora en estos espacios es el fruto del cuerpo a cuerpo de cada día que realizaba Lohana cada día. Tratar de escuchar esas otras cosas. Generar empatía con todas las compañeras y de esa manera meternos esa semillita de la revolución”, enfatiza. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *