Contraliteratura Travesti. La poesía de Claudia Rodríguez.

Poeta travesti, activista, hacedora de las letras que forja para darle forma a esta literatura que rebosa de ternura, expulsándole al mundo la rabia que depositan a diario en todos los cueros, desde las infancias, desde las niñeces raquíticas y huesudas, que jugaban con las hormigas bajo las zarzamoras en ese campamento donde la reina era la telenovela de la siesta.

Claudia Rodríguez, chilena, activista desde el retorno democrático en 1991, en el Movimiento de Liberación Homosexual (Movilh) Histórico, toma la letra para imaginar otro mundo poniendo a las travestis en el centro. Diplomada en Género por la Facultad de Filosofía y Humanidades de Chile, con vasta trayectoria en capacitaciones sobre Derechos Humanos e ITS.

Escritora de Dramas Pobres, replica esas palabras que hace suyas y que deshace las nuestras, en un circuito que avanza en la región, con un gesto que pueda ser de revancha, escribiendo por sí mismas las historias de las travestis, recuperando un espacio del decir, y del poder construir a través de la narrativa, esas posibilidades que destruyen desde la cis heterosexualidad obligatoria.

Leerla nos vuelve mejores, hay que dejar entrar en nuestra vida la poesía de Claudia Rodríguez y transmitir este veneno de boca en boca”. Camila Sosa Villada.

Cien Historias en Cien Palabras, las Transexuales Hablan, editado en el 2008, toma cuerpo en la obra Historias Travestis, de la mano de la Primera Compañía Teatral Travesti en el 2011.

Cuerpos para Odiar, Las Travestis, sobre nuestras muertes, no sabemos escribir (2013 – 2014) es el libro en el que Camila Sosa Villada, escritora, actriz y poeta argentina, tomó para su obra Vienen por Mí, que llenó las salas durante el 2019.

Es que la contra escritura travesti de Claudia Rodríguez es ese otro mundo negado e invisibilizado por las exigencias académicas que impone una única exclusiva gramática admisible, la suya. El acto político reside en la escritura impulsiva, casi oral, sin una coma al azar, en ofrecer una lectura que te obliga a tomar el libro Cuerpos para Odiar, el elemento libro, sacro símbolo de privilegiados capitales simbólicos, y darlo vuelta, leerlo de costado, de cabeza y volver a ponerlo en orden por un ratito. Es que hablar y poner la letras en esos cuerpos que a nadie le importan no podía hacerse de la misma manera que ordenan las palabras y las comas los que odian esos cuerpos. Claudia Rodríguez bien lo entiende y hace del lenguaje, una herramienta deshecha que rearma a conveniencia. Justicia lingüística. Justicia semiótica. Justicia poética.

Es una travesti que ama, se le siente la felicidad salvaje”. Claudia Huergo.

Ediciones Té de Boldo, publica por primera vez en el país una antología de tres fanzines de la escritora chilena. Poesía Travesti, Resentía y Furiosa, la obra de la activista reúne tres publicaciones: Dramas Pobres, Enferma del Alma y Manifiesto Horrorista. Y se pueden adquirir a pedido por las redes de la editorial cordobesa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *