EMERGENCIA HABITACIONAL DE LA POBLACIÓN TRAVESTI Y TRANS EN LA CABA

Desde organizaciones sociales, dependencias estatales y algunos despachos de la Legislatura porteña se exige que se declare la emergencia habitacional de la población travesti y trans en la ciudad. Las legisladoras Ofelia Fernández, Lorena Pokoik y Victoria Montenegro, con el apoyo de les legisladores Laura Velasco, Lucía Cámpora, María Bielli, Manuel Socias, María Rosa Muiños, Claudia Neira, Juan Manuel Valdes y Santiago Roberto, presentaron un proyecto de ley para que se declare dicha emergencia y exigen, en el corto plazo, que se otorgue el subsidio habitacional a todas las personas travestis y trans que lo soliciten.

La situación habitacional de la población travesti y trans es una situación crítica que antecede y excede el actual contexto de crisis sanitaria. Aunque sin dudas, a partir de la cuarentena y las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio se ve agravado. Según el informe publicado bajo el título “La Revolución de las Mariposas. A 10 años de la Gesta del Nombre Propio”, el derecho a la vivienda no sólo no ha mejorado desde el año 2005 hasta la actualidad, sino que ha empeorado. La investigación, realizada por la Secretaría Letrada en Género y Diversidad Sexual (SLGyDS) del Ministerio Público de la Defensa de la ciudad, a cargo de Josefina Fernández, junto con el Bachillerato Popular Travesti/Trans Mocha Celis. analiza comparativamente la situación del colectivo travesti y trans en relación al acceso a los derechos de vivienda, salud, educación, trabajo y el derecho a vivir una vida libre de violencias, teniendo en consideración que entre la pionera investigación “La Gesta del Nombre Propio” (Berkins y Fernández, 2005) y “La Revolución…”, se conquistó la Ley de Identidad de Género. 

Según indican desde la SLGyDS “el número de quienes viven en habitaciones de alquiler, tanto en hoteles, pensiones, casas particulares/departamentos, sean lugares habilitados o tomados, ha aumentado. Mientras en 2005, quienes vivían en esta modalidad de alquiler era el 63.7%, en el 2016 ese número ascendió a 65.1%. Por otro lado, decreció la posibilidad de acceder al alquiler de una vivienda única (de 26.3% a 22.5%). El dato es más crítico cuando se trata de la vivienda propia; esta categoría que ya había mostrado un déficit en la encuesta anterior se muestra empobrecido en el 2016, descendió de un 8.8% a un 5.9%. Finalmente, la situación de calle es la alternativa en un 4%”.  Esta situación se ve extremadamente agravada teniendo en cuenta que sólo el 9% de las travestis y trans en la CABA tienen acceso a un empleo formal.

En el año 2018 la Secretaría presentó junto con organizaciones de la sociedad civil, como la CHA, el primer amparo colectivo en materia de acceso a la vivienda digna para el colectivo travesti/trans. La causa fue tomada por el Defensor Oficial de Primera Instancia CAyT, Dr. Pablo De Giovanni, bajo la carátula “Arando, Luz Jazmín y otros c/ GCABA”. A pesar del éxito de la estrategia colectiva en primera instancia y del impacto político que tuvo la acción, lo cierto es que las presentaciones comenzaron a ser apeladas por el GCABA y confirmadas por la Cámara de Apelaciones, quedando como opción la recusación y la espera de resolución por el Tribunal Superior de Justicia. Los argumentos esgrimidos para apelar el amparo colectivo, da cuenta de la falta de perspectiva de género y la especificidad de la vulneración de derechos de la población travesti y trans. 

Desde el Gobierno Nacional, entre el Ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad y el Ministerio de Desarrollo Social, convocaron a una inscripción masiva de personas travestis y trans al programa Potenciar Trabajo, apenas se decretó el ASPO. El Potenciar Trabajo es un subsidio mensual de 8.500 pesos. Asimismo, muchas pudieron ingresar al cobro de la IFE, dado que forman parte de la población destinataria porque no cuentan con empleo formal. Según afirma la Legisladora Ofelia Fernández, “hoy la situación es dramática, y si de algún modo se está conteniendo es con recursos nacionales y las organizaciones sociales y comunitarias. El Gobierno de la Ciudad está restringiendo cada vez más el único subsidio que estaba otorgando, el subsidio habitacional. Que, vale aclarar, no alcanza para pagar lo que hoy cuestan las habitaciones de hoteles”.  Por su parte, la Legisladora Lorena Pokoik, afirma que “esta pandemia nos está recordando la urgencia de resolver desigualdades estructurales que son preexistentes a esta situación de emergencia. Una de ellas es la situación de habitacional de las personas travesti-trans que se deriva de una serie de vulneración de derechos que provocan una desprotección enorme a este sector. Tanto el gobierno nacional como el congreso, están tomando medidas al respecto: la creación del ministerio de las mujeres y diversidades y la discusión del proyecto de ley sobre el cupo laboral travesti-trans son un ejemplo. Sin embargo, en la CABA, no tenemos políticas públicas estructurales que tengan como objetivo cambiar de raíz la realidad de esta población. Como bloque, hemos hecho distintas propuestas en la legislatura estos últimos 8 años, pero ninguna de ellas tuvo el apoyo del oficialismo y lamentablemente no pudimos avanzar. Esperamos que esta vez sea distinto y que se muestre una voluntad real por terminar con una injusticia histórica.” En este sentido, la legisladora Victoria Montenegro resaltó que “la ciudad no puede mostrarse indiferente ante las situaciones de abuso y crisis habitacional que padece la población travesti y trans”. Y resaltó la preocupación  “por el día después de la cuarentena y en particular cómo será la situación de este colectivo cuando deje de aplicarse la prohibición de desalojos decretado en su momento por el Gobierno Nacional. En este contexto de pandemia es vital estar cerca de quienes más necesitan de la presencia del Estado. Y por eso se requiere que los sectores más vulnerados sean los más protegidos”.

La situación se ve agravada por la “mafia hotelera”, como plantea la referente Marlene Wayar de Futuro Transgenérico y se enmarca en una situación de extrema vulneración de derechos, que se convierte en un “genocidio por goteo”, según refirió Pedro Paradiso Sottile de la Comunidad Homosexual Argentina. 

En este sentido, desde Yokary Márquez, coordinadora de la Casa Roja/AMMAR plantea que en algunos lados no están desalojando porque no quieren escándalos, pero están empujando a las compañeras a que se vayan, las maltratan, les cortan la luz, el gas, internet, no las dejan usar la cocina. Las empujan a la calle, las maltratan. 

Por su lado, Marcela Tobaldi, de la Rosa Naranja planteó que los subsidios habitacionales están siendo cada vez más restrictivos, no los están otorgando y dejan a las compañeras en una situación de extrema vulnerabilidad. 

Asimismo, Francisco Quiñones, director del Bachillerato Popular Travesti/Trans Mocha Celis e integrante de la Campaña El Teje Solidario refirió que la situación de las compañeras es extrema. La falta de vivienda y de ingresos hace que todo esté dependiendo de las redes de apoyo y contención. “Es necesario pensar en intervenciones concretas, efectivas y situadas”, afirmó Francisco.

Por todo esto se exige que se declare la emergencia habitacional de la población travesti y trans en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. 

Contactos de Prensa

Prensa Ofelia Fernández: Santiago Legato – Tel 11 6747 2581

Lorena Pokoik: 11 5620-0492

Prensa Victoria Montenegro: Francisco Yofre – 11 5732-6952

Pablo De Giovanni – 11 5098-8061 – Defensor a cargo de la Defensoría Nro 2 del fuero CAyT

Marlene Wayar – 11 4980-8713  – Futuro Trans 

Marcela Tobaldi – 11 6645-9014 – La Rosa Naranja

Yokari Márquez – 11 3931-3454 – Casa Roja/ AMMAR

Violeta Alegre – 11 6402-7568 – Futuro Trans 

Francisco Quiñones Cuartas – 11 6353-2927- Bachillerato Popular Mocha Celis/ El Teje Solidario

Pedro Paradiso Sottile – 11 6879-3695 – CHA

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *