Esquel: “La lucha es de elles, les compañeres trans”

La Comisión de Legales del Concejo Deliberante del Municipio de Esquel aprobó el proyecto de ordenanza que plantea la adhesión a la Ley Provincial Nº 621 de Cupo Laboral Trans en esa ciudad, y tendrá tratamiento en la próxima sesión del Concejo Deliberante.  Esquel se convierte así en el 4to municipio de Chubut en reconocer los reclamos históricos del colectivo trans travesti del sur argentino.  

Por Casandra Sandoval. – 


El pasado miércoles 29 de abril se llevó a cabo la segunda sesión ordinaria del Honorable Concejo Deliberante (HCD) en el Municipio de Esquel donde por mayoría de votos se aprobó la adhesión a la ley provincial Nro. 621 de Cupo Laboral Trans.

Las personas travestis, transexuales y transgénero, por primera vez en la historia, ocuparon su espacio en el HCD en todas las sesiones que se requirieron para el tratamiento del proyecto de ley, presentado en la Banca del Vecino por la referente trans Angie Reyna Ojeda en mayo del 2019.

 “Hoy es un día importante en el que se da un paso más en la lucha que transitamos los compañeros y compañeras trans.  Seguiremos luchando por un mundo más igualitario para todes y agradecemos el acompañamiento de todes los que nos han apoyado para que se implementara en la ciudad de Esquel el cupo laboral trans. ¡Muy agradecida!” expresó Ojeda, desde el comunicado difundido por la Red y Asamblea Permanente Ni Una Menos.

Este acontecimiento se da en el marco de contingencia por la pandemia causada por COVID 19, y en un contexto arrasado por el dolor y la rabia que provocan los femicidios y travesticidios que no dejan de perpetuarse en nuestro país. 

En Esquel la Red y Asamblea Permanente Ni Una menos articula con distintos sectores de lucha plurinacionales, y acompañan y reivindican desde la primera asamblea la lucha del movimiento de mujeres indígenas del buen vivir, como así también la lucha de nuestres compañeres transgénero, travestis transexuales y la comunidad LGBTIQ+.

 “A nivel local, el Partido Vecinalista Frente Vecinal Esquel propuso acompañar, a través de la comisión de diversidad del bloque, a la compañera Angie Reina Ojeda en la presentación del proyecto de ley. Gesto que logró difundirse ampliamente y así, nuclear a más personas travesti – trans, en el digno reclamo. A tal punto, que han logrado consolidarse en un frente que ha protagonizado lo que hoy consideramos un paso contundente y de una responsabilidad colectiva inconmensurable. Otro de los objetivos cumplidos por esta comisión de diversidad, fue el de impulsar la efectiva implementación del Programa de Salud Integral para las personas Trans en el sector público de salud”, expresa más adelante el comunicado de la Red. 

Nuestros cuerpos, nuestro territorio.

Camila Neyra es integrante de la Red. Hace un año que pelean para que se aprobara el cupo laboral trans en el Concejo Deliberante. En dialogo con SUDAKA TLGBI nos cuenta: “Siempre se quiere invisibilizar estas luchas, por eso es que desde nuestros espacios comenzamos ya hace un tiempo a trabajar el tema de violencia de género, y el colectivo trans travesti de Esquel (totalmente marginado) era uno de los más vulnerados, en un pueblo como el nuestro que no deja de ser machista y retrogrado”

Neyra expresó también que, poco a poco, pudieron darse cuenta cómo los derechos de las compañeras trans se negaban una y otra vez: las faltas de leyes, de concientización, la falta de información, todos esos elementos negativos lxs ubicaban en un escenario de negación e invisibilidad sistemático. Pero la tarea no fue sencilla ni en lo individual ni en lo colectivo. “Para mí no fue fácil trabajar junto a las compañeras trans (porque soy una mujer hetera con vagina) pero en la actualidad seguimos conectadas ayudándonos, ellas me abrieron las puertas y nunca nos separamos. Así que nos permitimos espacios de reflexión para conocer las leyes, sus derechos, nos fuimos preparando para llegar al Concejo para participar de reuniones interminables, estresantes, e incluso denigrantes para las propias compañeras, porque los concejales ni siquiera conocían la Ley de Identidad de Género (¡uno de ellos preguntó por ejemplo si existía el “cambio de documento”!) …en verdad pusieron muchas trabas. Exigían primero que la ley de cupo esté reglamentada a nivel provincial, al proyecto le faltaba una cosa le faltaba otra, pero no nos cansamos de insistir porque no nos queríamos conformar con el ya está, ya fue. Ante el rechazo, nuevas estrategias de visibilizacion, a trabajar fuera de los ámbitos gubernamentales, a participar en marchas y plantear el tema, a hacer pegatinas, hicimos convocatorias para pasar audiovisuales para que se entienda la necesidad de acceder a un trabajo digno, hicimos de todo porque no nos importa nada, somos combativas. Esta lucha es de ellas, las compañeras trans, nosotras simplemente hemos acompañado. Como decimos desde nuestro comunicado, este paso es la esperanza de acceder a un trabajo digno, teniendo opciones para elegir y no decantar en la explotación de sus cuerpos. Es proyectarse hacia la inclusión real en los espacios educativos, sanitarios y culturales.  Nuestros cuerpos, nuestro territorio”, expresa la activista. 


Luchar para reglamentar e implementar el cupo trans en toda la provincia.

La Ley de Cupo Laboral Trans en Chubut fue aprobada en mayo de 2018, y aunque en enero de este año el mismo gobernador del Chubut Mariano Arcioni organizó un acto para mostrar la implementación de la ley, todavía no fue reglamentada ni tampoco implementada realmente.

Yamila Gisell Millanao activista trans de MTA (Mujeres Trans Argentina) nos informa que desde que el cupo es ley en Chubut la misma se aprobó en varios municipios, pero tampoco las reglamentaron. Es el caso de Comodoro Rivadavia, Puerto Madryn, Trelew y ahora Esquel. “Este último adhirió en un contexto de pandemia, de crisis social y económica, donde existen denuncias de ciudadanes por violencia institucional policial, donde a los empleades estatales se les paga el sueldo de manera escalonada, con un sistema educativo y de salud en profunda crisis por la falta de pagos. De hecho, antes de la cuarentena obligatoria teníamos las rutas y la casa de gobierno llenas de protestas, manifestaciones públicas de todo tipo reclamando por los derechos laborales. Obviamente, teníamos al movimiento feminista y transfeminista, y el movimiento LGBT de Chubut reclamando políticas para el acceso a derechos humanos y, también, manifestándonos en contra de los feminicidios, transfemicidios y travesticidios sociales que se vienen cometiendo en nuestra provincia y el país”, explica Millanao, integrante además de la Colectiva Vientos Rebeldes.   

La activista trans denunció que desde el 2013 no se realizó ningún censo para saber cuántas personas trans viven en Chubut, a pesar de contar con una Dirección provincial de Diversidad e Igualdad y otros organismos similares. Sin embargo, la lucha y el camino es claro, dice Milllanao. “Vamos a seguir luchando para que se reglamente y se implemente el cupo laboral trans en toda la provincia, exigiéndoles a los municipios que expresaron su adhesión, lo hagan realidad. Vamos a seguir exigiendo que se trabaje con políticas públicas y sociales que nos incluyan, para que todos nuestros derechos humanos se respeten y se garanticen. Porque no queremos más travesticidios sociales ni en Chubut, ni en América Latina y el Caribe”. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *