LOS DOLORES QUE NOS QUEDAN SON LAS LIBERTADES QUE NOS FALTAN

Por Aradia Garcia 

En el día de mañana, se cumplirán 3 años del fallecimiento de Pamela Macedo Panduro, militante de OTRANS ARGETINA, muerta en la Unidad Penitenciaria N° 32 de Florencio Varela. 

Pamela Macedo Panduro tenía veintinueve años. Era peruana y hace casi diez años que vivía en Argentina. Era la hermana mayor de una familia de la que era sostén. Residía en Capital Federal, pero militaba en La Plata junto a OTRANS ARGENTINA, y en 2014 fue elegida como Miss Latinoamérica Trans.

El 9 de noviembre 2016, luego de que su casa fuera allanada, fue detenida en una comisaría de Ensenada, y derivada un mes después, a la Unidad 32 del Servicio Penitenciario Bonaerense de Florencio Varela. Allí estuvo alojada hasta el 23 de diciembre, cuando fue internada en un hospital de esta localidad. El 1º de enero de 2017 falleció. Dos días después de su detención, OTRANS se presentó ante el juez Juan Pablo Massi del Juzgado de Garantías N° 4 para denunciar que los derechos de Pamela estaban siendo vulnerados. Pero no obtuvieron respuestas.

 Desde OTRANS ARGENTINA se vienen denunciando las condiciones de detenciones arbitrarias, tratos crueles e inhumanos, torturas y vejaciones. En el año que murió Pamela, se sumaron  las muertes de otras dos mujeres trans: Angie Velasques Ramirez y Brandy Bardales Sangama. 

A mediados del mes de octubre de 2019, la organización presentó el Primer Informe de Situación de Mujeres Travestis y Trans en Situación de Encierro, relevamiento que consistió en un trabajo de investigación realizado en Unidades Penitenciarias de Capital Federal y la Provincia de Buenos Aires.

(in)justicia con las travestis y trans

Se sabe poco acerca de la muerte de Pamela Macedo Panduro. Al momento de su deceso, que ocurrió en el hospital Mi Pueblo de Florencio Varela, se sabe que había sido detenida a partir de una llamada anónima sobre tenencia de estupefacientes. Pasó más de un mes en una comisaría de Ensenada, antes de que la trasladaran a la unidad penal Nro. 32. Y no tenía condena, informaron fuentes de donde militaba. 

Mañana se cumplirán 3 años de la muerte de Pamela, víctima de la violencia institucional; 3 años sin respuestas, con el pedido de justicia a flor de piel; 3 años de decir ¡Nunca más! El estado es responsable.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *