“Luego de ser oídas las canciones no nos pertenecen”

 “Luego de ser oídas las canciones no nos pertenecen”

Piscis Vicius es una banda de electropop integrada por Julia Barreña y Adrián Oviedo. El grupo tuvo su origen en el año 2018, cuando se conocieron en una gira con sus respectivas bandas (Isla Mujeres y Laika Perra rusa). En el 2019 sacaron su primer single llamado “Click Esc”, con voces en Pierrot Estudio, mezcla y producción por Lucas Garzón y master por Maqueta, Ariel Schlichter. Julia y Adrián hablaron son SUDAKA TLGBI cómo fue el proceso de composición musical durante la cuarentena, sobre las emociones de poder volver a tocar en vivo y de las lógicas de producción musical al que las bandas deberán adaptarse en este 2021. 

Por Christian García para SUDAKA TLGBI

Julia Barreña se dedica a la edición de audiovisuales. Además, conforma las bandas Islas Mujeres y Señoras Bien. También lleva adelante un nuevo proyecto como solista llamado Sucia y Seca. En Piscis Vicius se dedica a la voz, los teclados y base. Por otro lado, Adrián Oviedo, es profesor de música. Tiene otra banda llamada Laika Perra rusa y hace live sets con su música bajo el nombre de Oseano. Posee un disco llamado “Que trabajen las Máquinas”, disponible en Youtube. Su rol dentro de Piscis, es en sintetizadores, coros y bases.

Constelar para fuegar

Julia y Adrián se conocieron en una gira en el sur argentino.  “Pegamos onda, hablamos un montón. Después de seis meses nos volvimos a juntar”, nos cuenta Adrián. En ese reencuentro compusieron el primer tema del disco llamado “Maldito tu Brillo” que comienza diciendo “vos sos un maldito diamante. No lo estás viendo”. “Ahí nos dimos cuenta de que pasó algo”, afirma Adrián. “Comenzamos a sentarnos a componer y producir. Así hicimos el disco hasta que después que tuvimos todo, empezamos a tocar en vivo”, agrega.

Para Julia, la composición del primer disco llamado “Constelar para fugar” fue muy fluido. Los últimos dos singles son “Chico Chica” y “Adiós viejas máscaras”, que proponen una fuerte crítica social y de roles de géneros. “Nos reuníamos en mi casa con el programa de música a zapar y salían cosas muy en el momento ya super armaditas”, nos cuenta. Actualmente pudieron grabar un nuevo disco en cuarentena, pero a la distancia, ya que Adrián se fue a Corrientes a visitar a su familia por tres días y terminó quedándose 7 meses. “Soy docente, pude sobrevivir tranqui”, nos cuenta. Asimismo, si bien considera importante algunas de las ayudas que otorgó el Gobierno al sector de la cultura, afirma que “no logró compensar todo lo que se perdió”.

El 2 de diciembre pasado pudieron volver a los escenarios y fue muy emocionante para ambos. “Tocamos en Ciudad de Gatos. Estábamos adentro del bar. La gente nos veía a través de una vidriera y estaban en la vereda”, dice Adrián. Sin embargo, se quedaron con un sabor agridulce ya que “cuando estas en un antro o en un club el sonido es más intenso. Nos quedamos con ganas de eso”, nos cuenta. Juli agrega: “Extrañamos el antes, el durante y el después de cada fecha creo que todo eso tiene una mística muy poderosa que da mucha alegría. El encuentro con les demás, el agite, el calor”

Piscis vicius

En relación al futuro, se encuentran trabajando mucho más con ritmos y con melodías más “locas”. Hay canciones que son más experimentales al estilo Radiohead y otras más pop, “más de lo que ya venía de Piscis”. “Los géneros van de pop, tecno, acid y rap a grandes rasgos.  Las letras tratan temáticas emocionales, políticas si se quiere con una posición determinada sobre las cosas. A veces desde la duda, a veces desde la necesidad casi desesperada de decir y expresar algo”, dice Juli. Y luego agrega: “El sentido se construye colectivamente y no nos hacemos cargo de lo que derive eso, ya que luego de ser oídas las canciones no nos pertenecen”

Para la banda es necesario la implementación de políticas públicas para el momento de emergencia laboral en el que se encuentra la cultura. “No debemos dormir y deberíamos organizarnos colectivamente para generar nuevas reinvenciones de lo que hacemos”, dicen, ya sea streaming, al aire libre, o con menos personas. Sobre todo, por la clara necesidad que padecieron y padecen hoy les artistas disidentes, por el contexto del COVID-19.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *