Patricia Bullrich se reune con “El presto”, el periodista que estuvo detenido por amenazas de muerte a Cristina Kirchner

Durante la mañana del día de hoy las redes sociales nuevamente fueron escenario de polémicas. La presidenta del PRO Argentina y ex ministra de seguridad, Patricia Bullrich, conocida por las fuertes represiones que se llevaron a cabo durante la gestión de Mauricio Macri, hizo pública su reunión con “El Presto”, el mismo que fue tendencia cuando amenazó de muerte a la Vicepresidenta de la Nación, Cristina Fernández de Kirchner y permaneció detenido varios días.

El periodista es reconocido por sus discursos de odio que hace públicos a través de sus redes sociales, sobre todo en la red del pajarito. Un ejemplo claro fueron sus tuits del día de hoy donde hace mención al reciente femicidio de Ursula Bahillo, la joven de 19 años que fue asesinada por Matias Martinez, policía de la bonaerense que se encontraba en funciones a pesar de tener 18 denuncias por violencia de género. En su tuit ponía lo siguiente: Ursula le tendría que haber cantado (con un ukelele) una canción anticapitalista y antipatriarcal a su asesino… Eso seguro la salvaba”.

En la misma línea, El Presto alzó su voz en contra del lenguaje inclusivo y la utilización de la “E” para justificar su violencia irracional contra las batallas simbólicas que se libran con respecto a la construcción de un lenguaje menos violento y más inclusivo. “Seguro que sí Ursula le hablaba con E a su asesino, se salvaba… Ah no!!! Perate un cachito!!!” posteaba dentro de 140 caracteres. ¿Pero por qué despierta tantas críticas su uso en quienes lo emplean?  En muchos casos oponerse es la primera de las respuestas ante el desconocimiento a la causa que está por detrás, de quienes intentan visibilizar las relaciones de poder asimétricas que subyacen a su práctica.

Estos personajes públicos, profundamente reaccionarios, no son algo nuevo en nuestras sociedades modernas e hiperdigitalizadas. Son apoyados y orquestados (incluso en ocasiones, financiados), por representantes políticos como Patricia Bullrich, que a pesar de las manifestaciones misóginas y violentas del youtubers, decide invitarlo entusiasmada a formar parte de sus filas. Tal como publicó la ex funcionaria en sus redes sociales: “Me alegra que haya jóvenes comunicadores que se animan a hablar y a manifestar sus ideas, sin ser políticamente correctos. La diversidad y el libre pensamiento hacen crecer a la democracia”. Sin embargo, no hacen mas que ejercer violencia simbólica contra el movimiento feminista y las disidencias sexuales que buscan colectivamente construir realidades distintas.

Como si fuera poco, junto a otros usuarios de internet, el periodista impulsó un fuerte relato contra el Estado, sobre todo contra el rol del Ministerio de Mujeres, género y diversidad por la supuesta inacción ante el femicidio de Úrsula. La solución para estos usuarios, según manifestaron en sus cuentas, es armar a las mujeres, como una especie de ejército para que se defiendan del patriarcado. Todo bajo la consigna #ElFeminismoEsComplice que fue tendencia durante varias horas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *