Primera candidata a jueza trans en Argentina

Por Aradia Garcia

Se trata de Cristina Montserrat Hendrisckse, que luego de 25 años de ejercer como abogada, concursó por el cargo de jueza de Familia de Chos Malal, en la provincia de Neuquén. De conseguirlo, se convertirá en la primera jueza trans del país. Tiene 55 años y, antes de su cambio de identidad, vivió y ejerció la abogacía en el interior. Estudió derecho en la Universidad de Buenos Aires. Está casada con Liliana, quien conoció antes de su transición, actualmente tiene cuatro hijas y vive en Villa Ortúzar, Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

-¿Qué obstáculos tenés/tuviste, al estudiar y ahora, al momento de empezar a concursar por este cargo? 

Cuando estudié no tuve obstáculos, debido  a que no había asumido mi identidad de género. Al momento de empezar a concursar tampoco, aunque sí en el examen oral, que me pedían que subiera el tono de voz para que escuchara el público. No me gusta alzar la voz, porque la masculiniza, así que en el examen no lo hice y por eso me pusieron una baja calificación, lo que es objeto de mi impugnación a la calificación.  Entiendo que si llego a ganar este cargo sería histórico. Es el pie para comenzar a revertir estereotipos descalificativos hacia nosotras 

-Si dudas sería histórico en Argentina que haya una jueza trans, ¿Qué desafíos crees que tiene el movimiento trans y travesti en relación al acceso de la justicia? 

El colectivo travesti es un colectivo vulnerable en cuanto al acceso de justicia.  La exclusión temprana del sistema educativo dificulta el conocimiento de los derechos que nos asisten, y si no se conocen los derechos mal pueden ser ejercidos. Fíjate la campaña “con mis hijos no te metas” en la cual se pretende que las infancias trans no tengan acceso al conocimiento de su derecho humano a la identidad de género y los medios para ejercerlos, aún en contra de la voluntad de sus representantes legales como lo reconoce la ley.

-Las detenciones arbitrarias a travestis y trans, los armados de causa por la ley 23.737 – Tenencia  y tráfico de estupefacientes- se han incrementado en más de un 100% ¿Qué opinas de la construcción de un sentido criminal que tiene la sociedad sobre las identidades trans?

La criminalización de la identidad de género está vinculada a los discursos de odio que tienen como usinas algunos sectores de las iglesias católica y evangelistas, con influencia -económica y en caudal de votos-, en sectores políticos. Los más visibles: Alfredo Olmedo, Jorge Luis Espert, Juan José Gómez Centurión, Alejandro Biondini, en Argentina y Jair Bolsonaro en Brasil. De allí que existe una estrategia política para demonizarnos, lo que se suma al uso distorsionado de los procedimientos de las fuerzas de “seguridad” para castigar a todas las personas trans y travestis, que puedan resistirse u obstaculizar el “negocio” de la prostitución y la droga, que está vinculado a funcionarios de fuerzas policiales. 

Actualmente Cristina rindió la primera etapa del concurso, encontrándose segunda en el orden de mérito, a la espera de la evaluación de las instancias concursadas el pasado 16 y 17 de octubre.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *