Violación a los derechos de las personas trans en Perú y Panamá durante COVID-19

por Bruna Benevides para Agencia SUDAKA TLGBI, Asociación Nacional de Travestis y Transexuales (ANTRA), corresponsal Brasil.

Los gobiernos de Perú y Panamá anunciaron restricciones a la circulación de personas en función del sexo, en días alternos para hombres y para mujeres, como medidas de prevención a partir de la cuarentena declarada frente al COVID-19.

Estas medidas, ha suscitado en las personas trans dudas y temores por su seguridad. El 1 de abril, una policía detuvo a una mujer trans panameña, acusándola de ser un hombre. Bárbara Delgado salió de su casa y fue abordada por dos policías que la detuvieron debido al marcador de género masculino en su identidad registral.

Foto publicada en Facebook

En las redes sociales, pueden verse las imágenes de varios procedimientos violentos por parte de agentes de seguridad en Perú. Donde incluso han sometido a personas trans a diferentes humillaciones, con grabaciones de video y difusión a través de las redes sociales. Y llevando detenidas a mujeres trans por circular en el día asignado para mujeres Si bien ambos países permiten y reconocen la posibilidad de realizar el cambio de nombre para las personas trans, no permiten el cambio de sexo, lo que aún depende de un proceso burocrático o de una pericia médica y un examen corporal, que a menudo exige una cirugía de reasignación sexual, lo que constituye una violación a los tratados internacionales sobre los derechos de las personas transgénero, y un procedimiento que está en contra de las deliberaciones de la Corte Interamericana de Derechos Humanos (CIDH).

Esto implica que las personas trans AMAB* (travestis y mujeres trans) siguen siendo identificadas con el sexo masculino, así como las personas AFAB** (hombres trans y transmasculinas) continúen con el sexo femenino en sus registros. Debido a este criterio, las personas trans han sido hostigadas por la policía o por la población, la que denuncia a las mujeres trans por ser “hombres” y, por lo tanto, no pueden salir el día asignado para las “mujeres”. Incluso pueden ser arrestadas por este motivo.

La activista Trans Gahela Cari Contreras de Perú, denunció que “durante los arrestos, las autoridades policiales no solo han faltado el respeto a la identidad de género de las mujeres trans, porque han sido detenidas como hombres, sino que fueron obligadas a hacer ejercicios para humillarlas”. Estas medidas impiden a las personas transgénero a salir de sus casas, por lo que deben depender de amigos o conocidos para pagar sus facturas o hacer las compras, además de cualquier otra necesidad que puedan tener. Provocando una sensación de restricción en su libertad para ir y venir.

Las asociaciones nacionales e internacionales están movilizando una campaña para el reconocimiento de la identidad de género de las personas trans, independientemente del sexo registral, para que puedan circular y salvaguardar sus derechos de acuerdo con el género con el que se identifican. Se han hecho denuncias formales al gobierno de ambos países y al relator LGBTI de la CIDH, que aún no se ha pronunciado, pero que ya está en conocimiento de tales violaciones a los derechos de las compañeras

Continuaremos monitoreando y trabajando para que se pueda fortalecer a la población trans de ambos países, con la esperanza de que esta situación se resuelva lo antes posible y que los derechos de todas las personas estén protegidos.

En Brasil, desde 2018, las personas trans pueden rectificar su nombre y/o género en los registros civiles, independientemente de la cirugía o la modificación del cuerpo, solo mediante la autodeclaración en las oficinas de registro.

* AMAB – Hombre asignado al nacer.

** AFAB – Mujer asignada al nacer.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *