Viva (2015)

Por Aradia García 

“Ojalá que no puedas hacerle el amor cuando duermas con ella. Ojalá que no puedas hacerle el amor, ojalá que no puedas”. Así comienza Viva, una producción Irlandesa, que se filmó en Cuba durante 2015, pero que se estrenó el 5 de febrero de 2016. Una película dramática por excelencia, bajo la dirección de Paddy Breathnach y con un guión de Mark O’Halloran. 

A lo largo del Film podemos entrever qué sucede con las vidas de las personas del colectivo de la diversidad sexual en La Habana. Héctor Medina encarna el papel de Jesús, un joven de 18 años, peluquero que para ganarse el pan de cada día, trabaja en un cabaret peinando pelucas, donde encontrará su verdadero deseo: ser una drag. 

Entre idas y vueltas, su vida hace un giro de 360° cuando su padre ausente, un exitoso boxeador, protagonizado por Jorge Perugorría, regresa a su casa luego de una estadía en la cárcel. En ese momento, incrementan los estigmas de la cultura patriarcal, machista, y se hace presente el odio a las identidades sexo-genéricas.  Tensionando y reconfigurando la idea de la fortaleza, el poder y la libertad. Tal vez, mientras el padre de Jesús encuentra esa libertad en el boxeo, Jesús la corporiza en el escenario. Pero lo cierto es que, lucharán por la puja del reconocimiento, tanto de une, cómo del otre.

Para Jesús será un momento decisivo, que lo hará entrar en un incómoda encrucijada: Ser él mismo, o complacer a su padre. 

La cinta invita a pensar en la fragilidad de la vida y los vínculos que atraviesan todes les protagonistas, pero principalmente, Jesús. Cómo también, da el lugar a repensar las estructuras familiares ¿Qué sucede cuando la familia no es heterosexual y heteronormada?

Desde una mirada latinoamericana, este despojo que vive Jesús, es la realidad de muchas travestis y trans. No les queda otra que migrar de sus países para ser en verdad ellas. Huir de sus familias, de sus mandatos, de su hostilidad para que, de una vez y para siempre, la familia no se imponga, sino que se elija, como sucede en Viva.

Con toda seguridad, es una película que te hará lagrimear pero por sobre todo, te hará conocer las múltiples interseccionalidades que no escapan a la realidad nuestra, de cada dia. Es un film crudo y sincero, no defrauda al evidenciar las estrategias de supervivencia que tejemos frente a la necesidad de tener un plato de comida sobre la mesa y tener un espacio para vivir. Como tampoco lo hace su estética, simple y efectiva. Una pieza valiosa, profunda y sagaz que no podes dejar de ver.

Link para ver Viva (2015) 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *