Ángeles Zuñiga: “Es un paso fundamental en materia de derechos humanos”

La Cámara de Diputados de la provincia de La Pampa, aprobó por unanimidad la ley que asegura el ingreso al trabajo del 1 (uno) por ciento de la planta estable a las personas travestis y trans de todo el territorio provincial. Con una visión de inclusión y participación activa, de visibilización y sensibilización social, las autoridades lograron tratar sobre tablas un proyecto acorde a lo publicado a nivel nacional, con el decreto presidencial número 721/2020.  En este sentido, la legislación pampeana tiene garantizado el ingreso de una persona de mínima en los años que no se generen vacantes y el uno por ciento del total de las vacantes presupuestadas.

Agencia SUDAKA TLGBI dialogó con Ángeles Zuñiga, integrante de la Convocatoria Federal Trans Travesti de Argentina quien nos contó cómo vivió el colectivo pampeano este hecho histórico. Y, además, se refirió a cuál es el alcance de la implementación de la flamante ley y la agenda política que se viene en materia de acceso a derechos.

Por Cassandra Sandoval para SUDAKA TLGBI

Conversamos con Ángeles Zúñiga, a propósito de la aprobación de la Ley de Inclusión laboral travesti trans en la provincia de la Pampa.  La referente de la colectiva Juntxs y diversxs e integrante de la Convocatoria Federal Trans Travesti de Argentina, en diálogo con esta Agencia, expresó: “Vivimos un día histórico en la provincia de la Pampa, es un paso fundamental en materia de derechos humanos”. Asimismo, señaló que la cámara de Diputados de la Pampa estuvo a la altura de las circunstancias más allá de la falta de conocimiento que todavía existe sobre las corporalidades travestis y trans. Pero vieron que era un problema social que atañe a los derechos humanos de las personas del colectivo.

Al respecto, la referente travesti dijo a SUDAKA TLGBI que “En este caso, se trató de un proyecto que envió el Ejecutivo Provincial (Sergio Raúl Ziliotto) y se trabajó en conjunto con los movimientos de la diversidad y el colectivo trans de La Pampa. También participó la Secretaría de la Mujer, Género y Diversidad (Liliana Robledo), se armó un debate colectivo, hubo algunas reformas y finalmente salió por unanimidad”.

Ángeles Zúñiga explicó que la Colectiva “Juntxs y Diversxs” participará activamente en la instancia de reglamentación ya que la idea es arribar a un consenso. Además, apuntó a la importancia sobre la creación de una autoridad de aplicación, con la intención de unificar todos los criterios que deben tener en cuenta a la hora de que la compañera o el compañero trans ingrese a trabajar.

ÁNGELES ZUÑIGA

“Cabe aclarar que la terminalidad educativa no será un impedimento para que la persona trans pueda acceder al puesto de trabajo. De hecho, en una de las cláusulas, se habla que el Estado tiene que garantizarle (sic) la terminalidad educativa ya trabajando, y también tiene que garantizar la formación y capacitación para el cargo requerido. La ley también habla de la sensibilización en temas de género y diversidad a toda la administración pública provincial”, dijo la referente pampeana.

Mientras tanto, la Secretaria de la Mujer, Género y Diversidad, Liliana Robledo, nos cuenta que fue el mismo ejecutivo provincial quien tomó la iniciativa de mejorar la calidad de vida del colectivo trans pampeano: “Hablando con el señor gobernador, nos planteó la necesidad de crear la ley para garantizar el derecho en los años subsiguientes cuando él no esté ocupando el cargo de gobernador ni yo el cargo de Secretaria”, dijo la funcionaria. Y agregó: “Nosotras hemos vivido la aprobación de la ley como un paso histórico, como una reivindicación de derechos, muy contentas con el avance”.

Lilina Robledo explicó, además, que pensaron en la “sensibilización interna”. Es decir, en la posibilidad concreta de visibilizar la realidad del colectivo travesti trans pampeano “porque la inclusión no es solamente generar un recibo de sueldo o un pago de haberes a fin de mes, sino que el colectivo trans se sienta parte real de la sociedad en un estado de equidad e igualdad”.

Desde esta cartera de gobierno, afirmaron que trabajarán en la reglamentación de la ley para que en el próximo presupuesto -a presentarse en octubre-, estén garantizadas las vacantes para los próximos ingresos. En paralelo, proyectan trabajar con la Universidad Nacional de La Pampa en una instancia de formación y capacitación (partiendo de los conocimientos previos de les compañeres), destinada a todas aquellas personas que ingresarán a la Administración Pública provincial. 

¡Hay compañeras trans que necesitan trabajar ya!

Otra de las referentes trans que pudo participar de la sesión en la Cámara de Diputadxs pampeana fue Bárbara Ubrán. Ella es Referente Trans del Frente Peronista Barrial de Santa Rosa. Emocionada, expresó: “Estoy sumamente orgullosa por todo el trabajo que hicieron las compañeras feministas y transfeministas, les militantes de los derechos TLGBINB+ de La Pampa. Brindaron todo el apoyo recibido por la comunidad trans. ¡Nos costó tanto y hoy es una realidad, es un derecho! ¡Es que hay compañeras que necesitan trabajar ya! La realidad indica que deberían estar llamándolas ya, porque viven realidades muy dolorosas”.

Bárbara Ubrán reflexiona que, en cierto punto, este hecho las hace sentir que “pertenecen al lugar”, que pueden comenzar a sentirse parte de la sociedad sin que las cosifiquen cada vez que caminan por la calle. “Si bien la prostitución es una forma de subsistencia, es claro también que no es un trabajo (soy cien por ciento abolicionista). Creo que la mayoría de las compañeras no están en condiciones de expresar “yo trabajo de prostituta”, porque están en una realidad de explotación sexual”. Y afirma: “La sociedad no nos reconocía el derecho al trabajo y por lo tanto no teníamos la oportunidad de demostrar lo que somos capaces de hacer, del talento que tenemos cada una. Hoy, podemos tener el derecho de decir “yo no soy puta”.

Al final de la entrevista la joven activista nos relata una anécdota que quedará para la historia de su lucha: “Cuando fui a la Cámara de Diputados para participar del debate le pregunté a una secretaria que estaba trabajando allí si podía ingresar y me dijo <no está abierto al público>. Y le respondí, <¡mi amor, nosotras no somos el público, somos protagonistas!> Y seguí, y me sumé al debate.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *