CARNE ARGENTINA (Preludio para un cyborg de la pampas) Una obra para desarmarnos

Por Redacción Agencia Sudaka TLGBINB

Carne argentina (Preludio para un cyborg de las pampas) se estrenó el Jueves 4 de noviembre. Combinando una serie de lenguajes, la obra de teatro-danza se plantea como una reflexión sobre estructuras socio-políticas impuestas sobre nosotros desde hace siglos. El lenguaje de los cuerpos en el escenario se halla entre los silencios de la obra buscando resolver problemáticas inmersas en la sociedad.  

Patricio Diego Suárez, director y dramaturgo de “Carne Argentina” ha recorrido diversas disciplinas. Se inició como músico y compositor, se formó en la actuación y, finalmente llegó al terreno de la danza, como intérprete y director.

Suárez afirma que la obra parte desde un lugar reflexivo, buscando “más que afirmar una especie de masculinidad desobediente o deconstruída, que esté por encima de algo, revisar algo de los puntos ciegos de la educación sentimental masculina que tuvimos”. De la mano de 4 bailarines/performers, el director comenta que con el proceso de trabajo comenzó paralelamente un proceso de revisión de cosas olvidadas de su adolescencia, como la violencia institucional de la policía.

También relata que al trabajar con 4 hombres buscaba “pensar entre varones los puntos ciegos, los lugares de repetición de la estructura afectiva-sentimental con la que luchamos y que, sin embargo, volvemos a caer”. Y trataba, a su vez “de encontrar lugares de ternura, de porosidad, de otro tipo de sensibilidad que también existe en los cuerpos de los varones y que se rechaza”.


La obra navega entre diferentes temáticas, diferentes y – al mismo tiempo- enlazadas bajo una misma estructura: gatillo fácil, el racismo-colonialista, la clase, el campo social, etc. Planteando un escenario ficticio, con seres con máscaras, Patricio manifiesta que la obra arrancó como parte de una investigación teórica, entre la que se encontró la lectura de Donna Haraway. 

El lugar de los cuerpos y la danza es central en el desarrollo de “Carne Argentina”. En un escenario sin diálogos, el director y dramaturgo relata que le interesa profundamente construir ficción desde la gestualidad de los cuerpos y específicamente sin la necesidad de la palabra. Además resalta: “las obras las pienso medio como ópera, como una cosa total, desde la imagen, la escenografía”. En la misma, él se encarga del espacio escénico, los materiales, el vestuario, la música.

Desde el lugar de las imágenes, los signos y lo simbólico, Suárez fue tejiendo una narrativa, mostrando seres conectados por una máscara, y relatando la unión de los mismos y su progresiva separación. “La obra intenta de algún modo mostrar la diferencia entre esa corporalidad completamente unida, en un cuerpo común, hacia una corporalidad ya individual, atomizada, supuestamente liberada y disociada del resto”, señala.

Finalmente, recuperando la lectura de “Teoría King-Kong”, Suarez afirma que se sintió conmovido ya que la autora, Virginie Despentes “presenta el movimiento feminista como una invitación a nosotros, los varones, de liberarnos de un montón de cargas”; y que ésto mismo intentó trabajarlo en la obra con los bailarines, para de esta manera intentar desarmar y continuar pensando en estas problemáticas. 

————————————————————————————————————————
La obra “Carne Argentina ( Preludio para un cyborg en las pampas) tiene funciones: Jueves 4, 11, 18 y 25 de noviembre 21 hs. y Jueves 2 y 9 de diciembre 21hs.

Entradas: Gorra virtual desde $600.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *