CELEBRANDO A LOHANA: MEMORIA, TERRITORIO Y LEGADO A 6 AÑOS DE SU PARTIDA

Por Redacción Agencia Sudaka TLGBINB

“Abrazame, mamá trava, abrazame” comienza diciendo el poema de Alma Fernández. “Abrazame” pide la autora a través de esta prosa titulada “Lohana”, escrita luego del fallecimiento de La Berkins.


“(…) Porque me asustan las sirenas. Marcame el paso en este corso, porque ya te fuiste y yo todavía tengo que bailar”, continua.

Lohana Berkins, “la comandanta mariposa”, nació un 15 de junio de 1965 en la localidad salteña de Salvador Mazza, en el límite de Bolivia. En una entrevista realizada hace ya algunos años afirmó que cuando era pequeña creía que había habido un error, ya que tendría que haber nacido mujer y que eso se iba a corregir en algún momento. “Después de haber conocido el feminismo, me di cuenta que yo tampoco era mujer y que mi manera de ser y construirme en el mundo era ser travesti”, afirmó.

En su adolescencia, entre la libertad y el “deber ser cisheteropatriarcal” se fue de su casa, primero a Salta capital y luego, a la Ciudad de Buenos Aires entre fines de los 80 y principios de los 90.

Lohana trazó un recorrido de militancia a lo largo de su vida. Se inició como cofundadora de la Asociación Mujeres Argentinas (AMAR) en 1994; integró la Asociación de Travestis Argentinas (ATA) que en 1998 abandonaría para formar su propia organización, titulada “Asociación de Lucha por la Identidad Travesti Transexual (ALITT), que dirigió hasta su fallecimiento. También fue la primera persona trans en conseguir un empleo estatal, como asesora legislativa de la Ciudad de Buenos Aires por el Partido Comunista, en el año 2000; y el año siguiente en postularse como candidata a diputada nacional. Es en 2008 cuando lideró la creación de la Cooperativa Textil Nadia Echazú.

La historia argentina se vió atravesada por Lohana en numerosas ocasiones de ampliación de derechos: en el reconocimiento de la personería jurídica para ALITT: la derogación de los edictos policiales primero y del artículo 71 del Código de Convivencia Urbana; el impulso de la Ley 3.062 de respeto a la identidad adoptada por travestis y trans, aprobada en el 2009; y por supuesto, la batalla por la Ley de Identidad de Género, sancionada en el 2012, entre muchos etcéteras.

Lohana conformó el Frente Nacional por la Ley de Identidad de Género en el 2010, alianza de más de quince organizaciones que impulsó la Ley de Identidad de Género, aprobada el 9 de mayo de 2012. Al año siguiente fue nombrada al frente de la Oficina de Identidad de Género y Orientación Sexual.

“Ella fue levantando herramientas mientras caminaba los espacios del movimiento gay lésbico, del movimiento feminista, de mujeres, de Derechos Humanos; sabiendo de quién tenía que aprender”, dijo Marlene Wayar en una entrevista a otro medio, en febrero del año pasado.

A través de sus acciones socavó desde las raíces el sistema heterocispatriarcal y, empujada por el asesinato de su compañera y amiga Diana Sacayán, en su último año de vida, instaló en la agenda pública la categoría política de “travesticidio” como crimen de odio hacia la identidad de género travesti trans. Cuatro meses después, un 5 de febrero, falleció.

Hoy, 6 años después, su lucha se sigue reflejando en la obtención de nuevos derechos para el colectivo TLGBINB, como el Cupo Laboral Travesti – Trans y el DNI No binario.

Claudia Vásquez Haro, presidenta de OTRANS ARGENTINA, en una crónica escrita luego de la sanción de la Ley de Cupo e Inclusión Laboral Diana Sacayán- Lohana Berkins afirmó que, al estar en la Cámara de Senadores, recuerdos de Lohana y Diana le vinieron a la cabeza escuchando ser nombradas por varios senadores: “No solo era un reconocimiento simbólico a nuestra lucha, al activismo y la militancia travesti- trans en nuestro país; sino que en el mismo acto de enunciación se materializaban sus nombres, los cuales figuran en el texto de la ley como estandartes, inmortalizadas para siempre”.

“Lo que no se nombra no existe. Por eso, uno de los desafíos de nuestro movimiento es instalar el nombre de esta ley que es: “Diana Sacayán- Lohana Berkins”, enfatizó en aquella nota.

Florencia Guimaraes, coordinadora de la casa de Lohana y Diana afirmó para este mismo medio que hablar de cupo laboral es “pensar en nuestras compañeras que no pudieron disfrutar de estas conquistas que ellas iniciaron”.

“Yo la vivo a Lohana, converso con ella, como también converso con Nadia Echazú, con Diana Sacayán, con Maite Amaya y con todas mis muertas”, comentó Wayar el 5 de febrero de 2021 en otra entrevista a un medio público. “He logrado ponerlas en mi cielo travesti y sé perfectamente que todo lo que me viene sucediendo es porque ellas están en ese otro plano haciendo fuerza por todas sus travestis”, añadió.

“Abrazame, mamá trava, abrazame. Porque te admiro y hoy no puedo dejar de sentir esta ¡FURIA TRAVESTI!”. Alma Fernández.

“Muchos son los triunfos que obtuvimos en estos años. Ahora es tiempo de resistir, de luchar por su continuidad. El tiempo de la revolución es ahora, porque a la cárcel no volvemos nunca más. Estoy convencida de que el motor de cambio es el amor. El amor que nos negaron es nuestro impulso para cambiar el mundo. Todos los golpes y el desprecio que sufrí, no se comparan con el amor infinito que me rodea en esos momentos. Furia Travesti Siempre. Un abrazo”, fueron las palabras que Lohana dejó como legado en su última carta.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *