Gestionan la cremación de una compañera travesti/trans migrante para enviar sus restos a Perú

Algunos días atrás, en las redes sociales circularon publicaciones con pedidos de ayuda para una compañera trans migrante peruana que había fallecido en el Hospital Muñiz de Capital Federal, como consecuencia del COVID-19. Esta situación, estuvo agravada por el marco de violencia estructural y abandono en el que se encontraba viviendo, en relación al acceso a la vivienda digna y a la atención integral de la salud.

Desde Agencia SUDAKA TLGBINB dialogamos con Lara Bertolini, activista referente de la comunidad travesti y trans, referenta de la organización “Travazona”, espacio de agencia y promoción de derechos. Desde la misma, realizan reclamos por asignaciones de DNI, por casos de violencia institucional, y también gestionaron el acceso a la inhumación de los restos de la compañera travesti y trans migrante muerta en el Muñiz.

“Si hay algo peor que ser trans en este contexto, es ser trans migrante. Nuestras compañeras huyen, escapan de la violencia que las rodea en sus países y vienen a la Argentina en busca de un resguardo. Muchas veces, se encuentran con las mismas acciones en las políticas públicas que tienden a negar la identidad por una cuestión administrativa que es donde se resiste al trato digno identitarias en los organismos del Estado”, asegura Lara Bertolini, quien además trabaja asesorando a diferentes organismos del Estado en temáticas de políticas públicas y derechos identitarios.

En conjunto con diferentes organizaciones civiles y activistas, se pudo recopilar la información necesaria para ejecutar las acciones ante el Consulado de Perú. Como resultado, en el transcurso de una semana lograron tener curso los trámites. Se están ejecutando las acciones en cancillería de Lima para realizar la repatriación, es decir, para que pueda tener la verificación de acceso al país de la compañera.

“Las normas y los códigos administrativos apoyan al binarismo”

Al respecto de la situación burocrática en casos como este, Bertolini expresa: “El otro problema se trata de que la criminalización que existe en su propio país lleva a muchas compañeras a escapar sin documentación, y yo creo que al momento en que una persona fallece en otro país, eso ya demuestra que está viviendo en ese Estado, es un trámite administrativo no adecuado por la no comprensión de la situación de la compañera que le pidan el ingreso al país” y reflexiona: “si no aprendemos a ver cómo seguimos replicando violencias que se ejecutan por una mecanicidad viejísima anacrónica en la forma de resolución de problemas, no estamos haciendo nada, para eso hay que repensar la mecánica de las políticas públicas”.

Una de sus propuestas, trata de comenzar a pensar en las mesas de relaciones exteriores la creación de un registro automático al momento en que una persona hace los trámites en el RENAPER (Registro Nacional de las Personas) y cumplir efectivamente con todas las normativas internacionales. “Para ingresar en el país no se hace necesario que sigan portando la identidad de género que tenían en su país, más aún si su país no tenía ley de identidad de género, sobre todo si escapó de su país por discriminación por ese motivo”.

Existir / resistir en manada

Históricamente y aún en la actualidad, las travestis y trans conforman una red para articular soluciones cuando alguien se encuentra en problemas, cae presa o se enferma. “Esa experiencia que tenemos tan vívida, sigue siendo de la misma manera porque los mecanismos del Estado aún hoy resultan insuficientes. Hoy somos pocas quienes no nos encontramos en esa situación y somos las encargadas de tejer redes porque tenemos acceso a lugares que la gran mayoría de nuestras compañeras no tienen. El objetivo es acompañar los reclamos y solucionarlos”, expresa Lara.

Recientemente, OTRANS Argentina lanzó la aplicación EnRED.ar, se trata de una herramienta gratuita diseñada para fomentar el acceso a recursos, herramientas y estrategias colectivas creadas para la promoción y el acompañamiento de las personas del colectivo TLGBINB, en el acceso a sus derechos.

Se lanzó EnRedAr, el proyecto de OTRANS para tejer una red nacional del activismo TLGBINB

Claudia Vázquez Haro, presidenta de dicha organización que promueve los derechos humanos del colectivo travesti y trans migrante de la Argentina desde el año 2012, hace algún tiempo exponía en un conversatorio sobre feminismos migrantes: “Las travestis y trans migrantes en Argentina, hemos sabido construir redes subterráneas de solidaridad. Esto lo puedo afirmar como migrante y militante desde hace más de 20 años en este país. Puedo decir, que nosotras a través de nuestros aportes, hemos podido pensar en términos más amplios, en términos de Patria Grande. Porque para nosotras, la migración es parte de nuestra identidad de género, sabemos que estamos atravesadas por múltiples interseccionalidades: migrantes, travestis, descendientes de pueblos originarios, afrodescendientes, pobres. Y por eso, podemos ver cómo nos persiguen, no sólo en nuestros lugares de orígenes, sino también, en los lugares dónde decidimos proyectarnos o llevar adelante una vida un poco más libre de discriminación. Aunque sabemos que, para nosotras, la persecución nunca dejó de existir”.

Para ver la charla completa: Conversatorio Feminismos Migrantes

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *