Guatemala: Denuncian detención ilegal de militante trans

Por Christian Garcia para sudaka TLGBI

La Red Multicultural de Mujeres Trans de Guatemala realizó una denuncia contra la Policía Nacional Civil por “uso desproporcional de la fuerza policial, abuso de autoridad y tratos crueles e inhumanos” contra su Directora Ejecutiva y defensora de los Derechos Humanos, Galilea Monroy de León. Galilea se dirigía hacia su casa el 10 de febrero a las 22:25 cuando fue interceptada por un móvil de la policía que la acusó de un supuesto robo que nunca pudo ser probado: “Cuando se dieron cuenta que soy una mujer transgénero, me empezaron a tratar como hombre, como caballero. Me preguntaron si sabía qué era lo que tenía entre las piernas”, comentó para SUDAKA TLGBI.

Grecia Galilea Monroy de León es reconocida internacionalmente como activista y defensora de las personas TLGBI con enfoque en mujeres trans. Fue detenida por la Policía Nacional Civil de la Comisaría 11 del Distrito Central cuando se dirigía hacia su residencia luego de cenar. “Yo no quería que me registren. Pedí que llamen a una mujer policía y me empezaron a decir que, si yo no escondía nada, me deje revisar por él”, cuenta Galilea. Luego de maltratarla con comentarios violento que no respetaban su identidad, trajeron una mujer policía para que la registre. Le revolvieron la cartera y luego la despeinaron: “lo último que faltaba era que me desnuden”, sentenció.


A pesar de haber puesto una denuncia en el área de Defensores de Derechos Humanos del Ministerio Público de Guatemala, Galilea, considera que tiene muchas debilidades, por lo que no confía en que le den una respuesta. En ese momento solo pudo recibir ayuda del Defensor de la Diversidad Sexual de la Procuraduría de los Derechos Humanos de Guatemala, con quien se comunicó en el momento de la detención y brindó el apoyo suficiente para que se sienta acompañada. “Hicieron el show los policías. Taparon la cuadra. Fue bastante humillante. Todo el mundo se dio cuenta” y a pesar de que sus vecinos salieron a defenderla, no hicieron caso.

Galilea Moroy de León, militante trans detenida arbitrariamente.

Pude tomar fotos de las patrullas y de las personas que me detuvieron”, nos comentó. En un momento, el policía se puso más violento y comenzó a mirarla mal. “Yo le dije que me mirara bien porque nos íbamos a volver a ver, pero en los tribunales”.

Si bien la militante de Derechos Humanos no recibió ningún tipo de violencia física considera que emocionalmente se encuentra muy mal. “A más de 10 días del altercado, me encuentro con pastillas y con inyecciones para los nervios. No dejé de trabajar a pesar de que la organización ha sido muy solidaria conmigo”, nos cuenta.


La Red Multicultural de Mujeres Trans de Guatemala, a través de su denuncia, solicitó que la Oficina de la Alta Comisionada de los Derechos Humanos de las Naciones Unidas emita recomendaciones al Estado de Guatemala para la implementación de procedimientos de seguridad ciudadana en población de personas trans bajo el enfoque del respeto de los derechos humanos y el esclarecimiento del caso.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *