La Pena: una drag queen en la mitología griega

Redacción Agencia Sudaka TLGBINB

Penteo, el nuevo rey de Tebas, promete proteger los valores apolíneos y las viejas tradiciones de la Antigua Grecia.  A su vez, la llegada de un forastero transformista Drag Queen revoluciona la ciudad al conectar a las mujeres con su deseo, la danza y el vino. Se trata de “La Pena”, una obra de teatro que retoma el mito griego de Dionisio y Penteo desde la actualidad. El 22 de octubre se realizó su estreno a lo grande, con localidades agotadas, y habrá funciones durante todos los viernes de noviembre en Asterion Teatro, ubicado en Zelaya 3122, Ciudad Autónoma de Buenos Aires. SUDAKA TLGBINB conversó con su creadora y directora, Leila Levi. Pudimos hablar sobre la vuelta a la presencialidad, el teatro autogestivo y su pasión por trabajar con obras clásicas de la literatura.

Leila Levi se dedica al teatro desde muy chica. Es actriz, dramaturga y directora de teatro. También se dedica a la docencia y se considera “un poco inquieta”. Nos cuenta que el teatro si bien no es heredado de la familia, desde chica siempre se encontraba “craneando” obras de teatro en su cabeza. “Me acuerdo que a mis compañeros del colegio les asignaba un personaje. No me daban mucha bola”, comenta entre risas. Sin embargo, con quien sí funcionaba era con su hermano menor. “Recién a los 12 años me anoté en un taller de teatro y desde entonces no paré”, comenta.

Con anterioridad trabajó con otro clásico al que decidió llamar “Romeo y Julieta en 23 minutos”. En esta obra decidió actuar y ejercer varios roles, de los cuales terminó delegando algunos para aceptar una multiplicidad de miradas. “La verdad es que los textos clásicos me fascinan”, confiesa; y expresa que le gusta formar puentes para bajar el léxico de los clásicos que muchas veces nos termina alejando de la literatura.

En esta ocasión, Leila nos trae a “La Pena”. Con el recurso del humor como agente cuestionador, la obra renueva la temática original del relato de Dionisio y Penteo que se ve atravesada por problemáticas relacionadas a la perspectiva de género, como la desigualdad, la marginalidad y la violencia. Las bacantes (sic) ya no son simplemente adoradoras de Baco, que han sido seducidas por los efectos del vino; sino mujeres peleando por sus derechos, amparo y la posibilidad de expresarse libremente. Asimismo, a su lucha se extiende la búsqueda por la integración de todas las identidades existentes. En el mundo dionisiaco, la diversidad es símbolo de festejo, y en un diálogo a través de los tiempos formula una pregunta: ¿Cómo es que en este siglo se sigue peleando por la aceptación y la libertad? O, mejor aún, ¿por qué la opresión y el rechazo imperan desde el principio?

Leila comenta que lo importante de ver la obra es el hecho de generar preguntas. “Lo que más me gusta es que el espectador se sienta, la disfrute, se ría, se maraville con la escenografía, con el vestuario, con el trabajo inmenso de los actores y de los integrantes del equipo, de la puesta en escena, y que salgan de ahí haciéndose preguntas. No importa cuáles. Yo tengo las mías”, expresa.

En relación al origen de la obra, dice que se gestó por su fanatismo con la mitología griega, pero la “gota que rebalsó el vaso fue una muestra de Warhol que vi hace dos o tres años atrás cuando empecé a escribir la obra”; y agrega, “en <Retratos de Drag Queen> pude ver a Dionisio y se me empezaron a venir las imágenes con los conflictos de hoy”.

El proceso de ensayo fue bastante complicado ya que para adaptarse a los protocolos tuvieron que dividirse en equipos. Es decir, no estaba todo el elenco presente en los ensayos: “Yo no me daba cuenta, pero varios de los actores me dijeron <Quiero ver la obra>, y claro, había algunas escenas que ellos no habían visto”, comenta Leila. Sin embargo, con la adaptación a los horarios y a las necesidades de cada uno, confiesa que fue de una manera más tranquila y a un ritmo más desacelerado.

Para Leila, lo presencial hoy es valorado de una manera diferente luego de la pandemia. Muchas personas se han acercado después de la obra para felicitarles y que, en algunos casos, es la primera vez que ven una obra de teatro después de dos años. También expresa que el teatro está pasando por un momento difícil, sobre todo el teatro autogestivo. Ya que a las problemáticas de siempre, como el dinero y la burocracia, se suman el tener que “sacrificar” y modificar libretos para poder adaptarse a las posibilidades del momento. “Obviamente que hay un montón de subsidios, de premios y festivales y demás, pero está todo más lento y más trabado después de la pandemia”, enfatiza.

Si bien agradece algunas de las herramientas que ayudaron a les gestores culturales como las videollamadas y el streaming, Leila desea que “siga existiendo la presencialidad a pesar de cualquier cosa que pueda venirse”. Y afirma, “está buenísimo que existan esas herramientas, pero no es por ahí. Es un teatro en el que a lo sumo tendremos que usar máscaras. A lo sumo será un teatro de máscaras, pero el teatro tiene que existir siempre. Hay una energía que se mueve y tiene que seguir existiendo”, concluye.

👉 Ya podes comprar tus entradas para “La Pena” en el siguiente enlace: https://publico.alternativateatral.com/entradas75891-la-pena?o=14

🎭 FICHA TÉCNICA “LA PENA” 

AUTORÍA: Leila Levi

ACTÚAN: Claridad Andresen, Lala Buceviciene, Camila Juan, Damian Mai, Angeles Navarro, Ariel Sandez y Camila Serra.

DISEÑO Y REALIZACIÓN DE VESTUARIO: Alejandra Robotti, Celeste Bulfoni y Leila Levi.

DISEÑO DE ESCENOGRAFÍA: Leni Méndez

REALIZACIÓN DE ESCENOGRAFÍA: Agustín Justo Yoshimoto

REALIZACIÓN EN HIERRO: Amena Madera

DISEÑO Y REALIZACIÓN DE MÁSCARAS: Alfredo Iriarte y Gabriela Guastavino

DISEÑO DE LUCES: Alejandro Velásquez.

DISEÑO GRÁFICO: Emiliano Martínez

COREOGRAFÍA: Daniela Saul

ASISTENCIA DE DIRECCIÓN: Santiago Berg

PRENSA: Mas Prensa: Analía Cobas y Cecilia Dellatorre

REDES: Luciana Presta

PRODUCCIÓN: Tírate que haces pie

PRODUCCIÓN EJECUTIVA: Luciana Presta

PRODUCCIÓN GENERAL: Marcela Eugenia Prieto

DIRECCIÓN GENERAL: Leila Levi

MÁS PRENSA: Analía Cobas y Cecilia Dellatorre

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *