MÉXICO: Primer Directorio para atención en salud a personas trans y no binaries de Nuevo León

Por Cassandra Sand para SUDAKA TLGBI

Hace un par de años, el distrito de Nuevo León fue noticia cuando los legisladores del estado del norte de México, aprobaron la ley de objeción de conciencia, la cual les prestadores de salud pueden negarse a dar una atención en base a sus creencias y principios éticos o morales. La medida que reformaba al artículo 48 de la ley estatal de salud sucedía en el marco de un escenario álgido para el colectivo TLGBINB de la región, siendo ésta uno de los cuatro Estados, que hasta 2019, ocupaba el cuarto lugar en número de muertes producidas por crímenes de odio, según un observatorio creado por la Comisión Ciudadana Contra Crímenes de Odio por Homofobia.

En la actualidad, Nuevo León es un ejemplo de resistencia y organización colectiva. Frente a aquella realidad adversa, dos profesionales trans, Pablo Ávila y Erik Patricio decidieron inaugurar la Colectiva Transalud Nuevo León con el objetivo de trabajar en el funcionamiento de un directorio que se dedicará a la atención integral de todas las necesidades específicas de salud que la población trans y no binaria viene demandando desde entonces.   

Pablo y Erik son odontólogo y psicólogo, respectivamente, y están familiarizados en la atención especializada en temas de salud y en el funcionamiento de las instituciones públicas y privadas. Por sus propias trayectorias, se vieron interpelados. Fundamentalmente, por el trato recibido y en cómo las personas trans son discriminadas y maltratadas cada vez que se acercan a una clínica o centro de salud. Desde su experiencia pueden darse cuenta que los profesionales no saben y maltratan a las personas que deciden atender una necesidad de salud, desconociendo las problemáticas y especificidades del colectivo trans y no binarie.

Así lo expresó Pablo Ávila a Agencia SUDAKA: “Los dos hemos vivido experiencias de transfobia dentro del área de la salud. Por ejemplo, yo he tenido problemas para conseguir mi seguro médico privado porque me piden análisis que no deberían pedirme, y así, con todo.  Entonces, por este tipo de cosas, decidimos hacer este directorio para que las personas trans puedan acercarse al área médica y ser atendides por diferentes profesionales formados y capacitados en la temática”, aseguró el profesional.

El directorio Colectiva Transalud Nuevo León, comenzó a funcionar hace un mes y, si bien la atención es solamente de manera remota, mediante plataformas virtuales, ya están trabajando en una dinámica de formación y capacitación para futures profesionales aliades. Hasta el momento, el espacio funciona sin días ni horarios específicos. En esta primera etapa de organización, buscan consolidar un equipo de trabajo con profesionales  que prestan servicios a les usuaries, en los horarios libres que disponen de las agendas de sus trabajos particulares.

Y si bien, por ahora, el servicio brindado es privado, Ávila expresa que no desconocen “que no todas las personas podrán tener el dinero para pagarlo, pero esperamos que gran parte de la población trans de Nuevo León pueda alcanzar a tener estos servicios”. De allí que, en esta primera etapa, el proyecto depende económicamente de un presupuesto ajustado al bolsillo de los fundadores, pero la idea es solicitar donaciones a través de una página web que se está creando.

La experiencia de un directorio especializado para la atención de personas trans, no es recurrente, pero no es aislada. La ciudad capital de México cuenta con el antecedente de  una clínica especializada en la atención a personas trans. Sin embargo, en el resto del país, la atención integral es casi nula ya que cada Estado se rige por sus propias leyes. 

En ese contexto, la implementación de una ley nacional de identidad de género, que reconozca y ampare la autopercepción de personas trans y no binaries y, por tanto, garantice su respeto y trato digno, parece lejano. Más aún, cuando la comunidad TLGBINB denuncia casos de terapias de reconversión. 

La Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) documentó, en el primer trimestre del 2021, que recibieron tres denuncias de personas que manifestaron tratos degradantes en el sistema de salud. No obstante, ese número no refleja la realidad que Pablo y Erik conocen. De allí la importancia de crear un espacio libre de discriminación y no excluyente. Para que las personas puedan acercarse a este tipo de instituciones, sin miedo. Un espacio que, fundamentalmente, brinde a todes contención, respeto y trato digno en el proceso de atención integral de su salud.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *