Por una nueva Ley de VIH/Sida, Hepatitis, Tuberculosis e ITS

El 16 de agosto pasado se cumplieron 30 años de la promulgación de la Ley Nacional de VIH/SIDA aprobada en el año 1990. Esta semana se presentó formalmente ante la Cámara de Diputados de la Nación un proyecto de ley de respuesta integral al VIH, las Hepatitis Virales, la Tuberculosis y las ITS. El proyecto fue redactado por el Frente Nacional por la Salud de Personas con VIH, el cual nuclea más de 60 organizaciones, como la Red Argentina de Jóvenes y Adolescente Positivos (RAJAP), Red Argentina de Mujeres viviendo con VIH y sida, Consejo Directivo Nacional Furia Trava, Comunidad Homosexual Argentina (CHA), entre otras. Con anterioridad ya fueron presentados dos proyectos, uno en el año 2016 y otro en el 2018, pero ambos perdieron estado parlamentario.

Por Christian García para SUDAKA TLGBI

Las nuevas modificaciones presentadas tienen como objetivo brindar una respuesta integral a todas las desigualdades que se fueron intensificando en las últimas décadas. En su artículo 2 establece que se entiende por respuesta integral “a aquella que garantiza la investigación, prevención, diagnóstico, tratamiento, cura, asistencia interdisciplinaria (social, legal, psicológica, médica, farmacológica y otras), educación y sensibilización de la población, acceso a la información veraz, suficiente y actualizada, reducción de riesgos y daños, del estigma, la discriminación y la criminalización hacia las personas con VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e ITS”.

El proyecto contempla los derechos de las personas en contexto de encierro o instituciones de albergue, derechos y condiciones laborales, jubilaciones y pensiones, violencia obstétrica, diagnóstico positivo de VIH y Hepatitis Virales, donación de sangre, tejidos y órganos, entre otras. Propone que se prohíban las prácticas discriminatorias en el ámbito laboral incluyendo los exámenes pre-ocupacionales que todavía se siguen realizando, incumpliendo una resolución del Ministerio de Trabajo del 2015. También se hace fuerte énfasis en la cobertura universal y gratuita por parte de los agentes del servicio público de salud, las obras sociales, las entidades de medicina prepaga y todos aquellos que brinden servicios médicos asistenciales a las personas afiliadas.

Otro de los puntos centrales del proyecto es la creación de una Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e ITS que esté conformada por agencias estatales, sociedades científicas y con las organizaciones de la sociedad civil con trabajo en VIH, Hepatitis Virales y Tuberculosis. También, otro artículo establece la creación de un Observatorio Nacional sobre estigma y discriminación por VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e ITS en la órbita del INADI “con el fin de visibilizar, documentar, disuadir y erradicar las vulneraciones a los derechos humanos de las personas afectadas”.

Gonzalo Valverde, militante seropositivx de RAJAP, celebró la iniciativa considerando que la ley aprobada en 1990 fue muy avanzada para la época en términos de acceso a derechos, pero que “por las terminologías que usa y las realidades actuales queda muy desactualizada, ya que no contempla a las Hepatitis Virales, la Tuberculosis y las otras ITS”. Además, sostuvo que es necesaria una ley que no contemple únicamente los aspectos biomédicos “sino también aspectos sociales, políticos, económicos, laborales o el acceso a la vivienda, a la educación, entre otros puntos”.

El Presidente Alberto Fernández había manifestado en la red social Twitter antes de asumir su cargo, que “El Estado va a volver a asumir su responsabilidad en la respuesta al VIH” anticipando los reclamos y las denuncias que las organizaciones venían expresando sobre el faltante de medicamentos durante el Gobierno anterior y la necesaria actualización de la Ley. “Asegurar el tratamiento, expandir el testeo, ampliar la distribución de preservativos, financiar la investigación y garantizar la ESI”, enfatizó el 1 de Diciembre del 2019. De ser así, este proyecto se sumaría al avance de derechos conquistados como la Ley de Educación Sexual Integral, la Ley de Matrimonio Igualitario, la Ley de Identidad de Género, la Ley Micaela y el Cupo Laboral Travesti-Trans aprobado por decreto Presidencial.

El Proyecto de Ley, con el expediente en Diputados 5040-D2020, cuenta con las firmas de representantes del bloque Frente de Todxs (Ana Carolina Gaillard, Leonardo Grosso, Cecilia Moreau, Mara Brawer, Mónica Macha, Itai Hagman, Ayelén Sposito), la Unión Cívica Radical (Brenda Austin, Ana Carla Carrizo), la Coalición Cívica (Maximiliano Ferraro), el Frente de Izquierda y de los Trabajadores (Romina Del Plá), y el PRO (Silvia Gabriela Lospennato).

Historización de la normativa de VIH/SIDA

Ley n° 23789 – Se aprobó en el año 1990. Declara de interés nacional la lucha contra el SIDA (Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida), incluyendo la detección e investigación del VIH. Además, declara la obligatoriedad de realizar pruebas de detección del virus y de sus anticuerpos en la sangre destinada a transfusiones y a los donantes de órganos para trasplante.

Ley n° 24455 – Sancionada en el año 1995. En ella se establece que las obras sociales y asociaciones de obras sociales del sistema nacional deben incorporar cobertura médica, asistencia psicológica y farmacológica de pacientes de SIDA y drogodependientes.

Ley n° 2554. Promulgada en el año 2002. Se establece la obligatoriedad de hacer disponible a la paciente embarazada el test diagnóstico del virus de inmunodeficiencia humana, y realizarlo con consentimiento informado. Obliga a los establecimientos sanitarios a dar cobertura al test, como así, también contar con un equipo interdisciplinario que asesore y contenga a la paciente y su familia desde el momento en el que el resultado del test de positivo hasta finalizar el puerperio.

Desde el año 2007 el Estado, a través de la Dirección de SIDA y enfermedades de transmisión sexual (DSyETS), distribuye preservativos de penes gratuitos en los hospitales y centros de salud, comedores comunitarios, clubes de barrio, sindicatos, boliches bailables, lugares de encuentro, etc.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *