Primer aniversario de la Ley IVE: rememorar la lucha para seguir avanzando

En el primer aniversario de la sanción de la Ley 27.610 de Interrupción Voluntaria del Embarazo, reivindicamos esta lucha que significa para el colectivo de persona gestantes un avance significativo en términos de derechos sobre nuestros propios cuerpos.

Hasta el 30 de noviembre de este año, el Ministerio de Salud de la Nación registraba 32.758 interrupciones de embarazo realizadas en condiciones seguras dentro del sistema público. Según especialistas, el método más elegido ha sido la intervención con Misoprostol: su distribución aumentó un 150 %. De todas maneras, aún falta la introducción de la Mifepristona (droga que se utiliza en combinación con el Misoprostol), y continuar garantizando la producción nacional, pública y estatal.

Sobre los procesos de monitorización estatal: Mirar el aborto en Argentina

Una de las aristas importantes que trajo consigo el debate por la implementación de esta ley, fue la incorporación de la noción “cuerpos gestantes”, que amplía la noción social sobre qué cuerpos pueden gestar y, por ende, acceder a un aborto. La norma había invisibilizado hasta el momento el hecho de que no sólo las mujeres cis pueden gestar y, por ende, desear acceder a la práctica de interrupción del embarazo.

El profesor en filosofía y becario doctoral del CONICET, Blas Radi junto a Marina Elichiry, médica especialista en medicina general y familiar para la Cátedra Libre de Estudios Trans, realizaron una adaptación del manual “Trans-inclusive abortion services a manual for providers on operationalizing trans-inclusive policies and practices in abortion settings”, escrito por el investigadore trans no binarie y canadiense A.J Lowik.

Para leer más sobre este tema: Manual de Servicios de Aborto Trans-inclusivos: políticas y prácticas

Durante el debate por la legalización del aborto en el 2018, fuera del Congreso y dentro de los medios de comunicación se reunían los mismos sectores con los mismos discursos de odio. Entonces la referenta Claudia Vásquez Haro, en su presentación a favor de la interrupción voluntaria del embarazo, exponía como punto de semejanza las conquistas de las Leyes de Identidad de Género y del Matrimonio Igualitario: “Hoy nos encontramos debatiendo la legalización del aborto, y vemos cómo esos mismos argumentos vuelven a aparecer”, expresaba.

Junto a la incipiente -pero no por eso menos importante- implementación de la Ley de Educación Sexual Integral, el tema está dejando de ser tabú y se ha insertado en el debate de las mesas familiares. Esto ha habilitado espacios de preguntas y nuevos modos de escucha. La consecución de cada derecho histórico, implica la apertura de puertas para colectivos que han tenido que replegarse a la clandestinidad. Militar por el aborto implica cuestionar discursos establecidos. El activismo del colectivo TLGBINB tiene larga data en cuestionar las rigideces sobre las corporalidades y las sexualidades, poniendo en jaque las nociones políticas y religiosas.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *