TikTok: haters y trans odio

TikTok apareció por primera vez en el año 2016 y hasta el momento no dejó de crecer. Fue la aplicación más descargada durante marzo del 2020, desplazando a otras como Facebook, Instagram y WhatsApp. Imposible no haber recibido un video de personas “TikTokeando” que aprovecharon esta plataforma para poder hacer más entretenida el paso de la cuarentena. Pero, así como fue el número uno en descargas, también lo fue en polémicas. El número de personas que denuncia ciber-acoso en la aplicación van cada vez más en aumento y las autoridades parecen no hacer nada al respecto. 

Por Christian García para SUDAKA TLGBI

Libertad Alma suele hacer shows musicales en espacios abiertos. Aprovechó la aplicación TikTok para hacerse más conocida y no perder el contacto con su público, el cual suele enviarle videos desde cualquier punto del país para que ella los comparta en su cuenta @libertaaad. Actualmente ya cuenta con casi medio millón de seguidores en la aplicación y más de 18 millones de “Me Gusta”, pero últimamente fue expuesta por una usuaria que viralizó fotos, el nombre registral y el con el que Libertad vivía antes de expresar su identidad de genero socialmente.  

Libertad ya había sentido hostilidad por una usuaria en particular cuyo origen dice ser de La Pampa. “Subió videos míos poniendo detalles de mi vida privada y cada tanto me llegan videos que hablan de mí dirigiéndose en masculino”, nos comenta. A pesar de haber bloqueado a tiempo al usuario, sigue recibiendo menciones de otras personas que se sumaron a las burlas y al hostigamiento. “Un día me despierto con muchas menciones que ella había divulgado fotos mías antes de transicionar. Las encontró en mi Facebook de cuando colocaba las fotos públicas”. Si bien le escribió por privado para pedirle que se detenga, la agresora continúa divulgando sus datos íntimos y alrededor de 15 cuentas repostean esa misma información.

“Cuando hago videos en vivo, hay usuarios que se conectan y me llaman por el nombre anterior”, expresa Libertad. Ya habló con un abogado y le dijo que vaya al INADI, pero ella siente que no tiene la energía suficiente para andar moviéndose por este tipo de asuntos en donde el trans odio sigue colándose en aquellas plataformas más consumidas por lxs jóvenes. 

Pero TikTok ya tiene un historial de ciber-acoso en donde incluso sus mismos representantes se encuentran involucrados. Según un informe periodístico publicado en The Guardian, normas internas de moderación de TikTok incluyen la eliminación y censura de contenido que pueda “promover” la cultura TLGBI. Esto justifica la eliminación o el baneo de contenido con expresiones de afecto entre personas del mismo sexo. En el año 2019 TikTok admitió haber suprimido videos de usuarios discapacitados y de usuarios LGBTIQ+ en un supuesto esfuerzo por limitar el ciberacoso, como si eliminándonos a nosotres se acabara la rabia. A los moderadores de TikTok también se les ordenó que suprimieran a los usuarios con “forma anormal del cuerpo”, “apariencia facial fea”, “demasiadas arrugas” o en “barrios marginales, campos rurales” y “viviendas en ruinas” para evitar el acoso.

Estas prácticas discriminatorias que denuncia la artista trans Libertad Alma, no es un hecho aislado, están arraigadas en la cultura cisteronormada, y son las mismas que padecen a diario las personas del colectivo TLGBINB en Argentina y a nivel global. En este sentido se torna necesario, desde el Estado la creación de una legislación que revierta estas prácticas y regule los contenidos que circulan en internet. Los cuales en este caso en particular, pero también general dañan la identidad de uno de los colectivos más vulnerados de la sociedad civil, potenciando el trans odio que tiene como desencadenante final los travesticidios y transfemicidios. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *