Último día de juicio por el travesticidio de Mirna Di Marzo. Su familia exige justicia y que se reconozca como un crimen de odio.


Por Gonzalo Carranza

Hace más de un año que Mirna Antonella Di Marzo fue brutalmente asesinada por José Gustavo Gareca, en la ciudad de General Güemes. Desde ese entonces, su familia y amigxs exigen justicia y que se reconozca que fue un travesticidio. Por eso, hoy es un día importante ya que es el último para que los funcionarios judiciales dicten sentencia y tengan la oportunidad de reconocer las violencias y el odio que sufren las identidades travestis-trans. La audiencia comienza a las 10:30 en “ciudad judicial”.

Mirna Antonella Di Marzo con tan solo 30 años de edad fue interceptada por José Gustavo Gareca, atacándola brutalmente el 21 de Octubre de 2018, a la salida de un boliche de esa localidad. La encontraron inconsciente y semidesnuda, e inmediatamente la trasladaron al Hospital Zonal para ser atendida, pero después de 3 meses Di Marzo falleció.

Desde ese momento su familia la recuerda y se organiza en un pedido lleno de pena exigiendo que se haga justicia y que el culpable cumpla su condena. Pero también se espera, que el asesinato de Mirna sea reconocido como un crimen de odio por identidad de genero. De esta manera, las violencias que oprimen a las identidades trans quedarían expuestas a la sociedad. 

Tal como relató a este mismo medio hace un tiempo el abogado de la familia Di Marzo, el doctor José Lazarte sostiene que el travesticidio es un delito en que el Estado debe dar respuestas. “El Estado tiene que estar presente para garantizar que no se vuelvan a cometer más travesticidios, brindando condiciones para que eso no suceda, por ejemplo, exámenes psicológicos, condiciones con altas médicas psicosociales para que den realmente una certeza de que la persona quiere reinsertarse en la sociedad y no volver a cometer un delito. Esto no sucedió con Gareca. Por eso al salir en libertad, por otras condenas, meses después vuelve a cometer otros delitos” afirmaba Lazarte. “Es claro el mensaje de Gareca; no hay un interés en querer recomponer lo que hizo. Más bien hay un rechazo y un odio hacia las mujeres, y especialmente hacia las mujeres trans”, dijo. 

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *