Violaron en grupo a travesti en comisaría de CABA

Por Matías David Rodríguez para Agencia Sudaka TLGBINB

En medio de un motín el jueves pasado en la comisaría 3° de la Ciudad de Buenos Aires por sobrepoblación en celdas, un grupo de reclusos violaron a  Kimberly, una femineidad travesti y trans qué habló con Sudaka TLGBINB sobre la terrible situación que padeció y la complicidad de la policía de Horacio Rodríguez Larreta en este acto de violencia de género e institucional.  

El motín tuvo como protagonistas a los detenidos de la comisaría 3° de la Ciudad de Buenos Aires. Se convirtió en noticia por los tires y aflojes entre Nación y Ciudad, pero se pasó por alto una situación de extrema violencia que vivió  una travesti migrante alojada en la alcaldía porteña. 

Kimberly, estuvo ese día en la Comisaría 3ª. Aún recuerda de manera traumática lo que vivió, según relató: “El motín inició porque a los presos no les daban agua, comida ni les dejaban que hagan llamadas. Todo comenzó en el baño cuando un policía permitió que de a uno salieran de la celda y comenzaron a romper todo, se adueñaron de todo y los policías se fueron”. 

Luego, vino lo peor para Kimberly: “me empezaron a pegar, me pusieron punta y me tuve que dejar violar por dos personas. Fue algo muy turbio y muy feo que me tocó vivir”, narró con dolor.

 Con angustia y aún en shock por la situación, radicó la denuncia por violeación, amenazas y golpes. Sin embargo,   sostuvo que no  le dieron ningún documento donde conste que se registraron las agresiones y violencias que le propinaron.  

El relato de la policía de CABA y lo que omitió 

El motín se originó por el reclamo de los detenidos para ser trasladados a otras dependencias dentro de la órbita del SPF por el hacinamiento en el que se encuentran en las comisarías de CABA.  Según comunicó el Ministerio de Seguridad porteño, las autoridades le dieron un tiempo determinado a los reclusos para deponer su actitud. Finalmente, el conflicto se desactivó y se trasladó a la moayoría a otras sedes policiales.

Para darle fuerza a su pedido, los detenidos rompieron parte del mobiliario  de las celdas y los baños y evitaron que ingresaran los Grupos de Apoyo. Desde la sede policial, negaron que la “dependencia haya sido tomada” y que “no hubo personas acuchilladas”. Sin embargo, omitieron el caso de Kimberly, que fue abandonada por la institución en complicidad junto a los reclusos que la amenazaron, golpearon y violaron. 

Jem Silvana Rodríguez, referenta de OTRANS Argentina sede CABA, mostró su preocupación y dijo, “desde Ciudad, quieren culpar al gobierno Nacional por la coparticipación y que  no les mandan recursos. Da la sensación, que esto es algo armado desde la policía de la Ciudad, en connivencia con los reclusos hicieron el motín para que les envíen recursos y en el medio de esta situación arremetieron contra nuestra compañera”. 

Además Jem denunció que en las celdas los reclusos no tienen ni donde dormir y agregó: “Están hacinados, hacen esto para apretar así les giran recursos para hacer una penitenciaría en jurisdicción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, sin importarle la vida ni la integridad de las personas”. 

Jem también manifestó que desde OTRANS  Argentina están abocadas a “contener a la compañera” y exige que los organismos del Estado tomen cartas en el asunto. “Kimberly necesita contención psicológica, ¿qué hubiera pasado si la mataban, qué iba a decir la policía del Gobierno de Rodriguez Larreta, que tiene para decir el Comisario Inspector José Luis Martinelli Jefe de la 3A?. Estas prácticas, son moneda corriente y nadie investiga porque nuestras identidades siguen siendo criminalizadas”, indicó.

Casos como estos, ponen de manifiesto la necesidad, afirmó Jem Rodríguez de “reformar la policía de la Ciudad”. “Son gente que no está preparada, no los han capacitado, incluso vienen de la Marina Mercante y lo digo porque lo viví en una situación que me tuvo de protagonista”. 

Por su parte Claudia Vásquez Haro, presidenta de OTRANS ARGENTINA, afirmó que están acompañando a Kimberly y que harán el seguimiento en el Ministerio Público Fiscal donde la víctima realizó la denuncia, para que den cuenta de otras irregularidades como por qué estaba alojada en una celda junto a 22 detenidos varones en medio de un motín”.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *